“Enemigo” entre líneas

La derrota del candidato de la ANR en Ciudad del Este, Wilberto Cabañas, según lo reconoce el vicepresidente Hugo Velázquez, es porque no logró capitalizar el rechazo al clan Zacarías y ni siquiera juntó el total de votos colorados en las internas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FECRK36AVFE6TONMUFLZFG6ZSM.jpg

Toda la estructura desplegada por el Partido Colorado y una “unidad” que a todas luces se apreciaba como más bien oportunista que real, no fueron suficientes para evitar la derrota de Cabañas, que ni siquiera pudo lograr que todos los colorados que participaron en las internas le den su voto.

“Lo que sí se refleja es que los 38.000 votos en las internas no se reprodujo en las elecciones generales. Llegamos a 32.000”, reconoció el vicepresidente Hugo Velázquez como unos de los factores de la derrota. Destacó que con esto no menoscaba el mérito del opositor, ya que el elemento importante que aprecia y que llevo a la victoria a Miguel Prieto fue el que capitalizó realmente el rechazo al Clan Zacarías.

En datos duros y más concretos, si se suman los votos obtenidos por Cabañas en las internas, más los de su rival, la intendenta interina Lilian González de Aguinagalde y los otros movimientos participantes, el total es de 36.965 electores (cifra ya sin tener en cuenta blancos y nulos), de los cuales más de 4.600 optaron por no votar por él o directamente no participaron de las elecciones de ayer.

Cabañas en la víspera obtuvo apenas 32.352, es decir 4.613 votos menos que todos los colorados que votaron por un candidato en las internas. A Velázquez además le llamó la atención que aparentemente ni siquiera sirvió su arenga a los funcionarios de Itaipú.

PUBLICIDAD

“Nos llamó la atención que en el lugar donde votan mayoritariamente los funcionarios de Itaipú también hemos perdido, pero yo no busco problemas”, dijo sin querer ahondar mucho en eso, ya que considera que lo principal fue que “la gente quiso el cambio y le votó al que representaba el cambio a los ojos de la ciudadanía”.

A su evaluación también le suma que hubo “bolsones” de votantes enojados, no solo del sector de Zacarías Irún, sino también del “mejor posicionado” en las encuestas, el preso Ulises Quintana. “Creo que un sector más radical del zacariismo, enojado por lo que ocurre con sus líderes nos jugó en contra y otro sector de nuestro propio equipo de Añeteté, también enojado por lo que ocurre con su líder Ulises también votó en contra, esos son pequeños bolsones internos que están descontentos”, remarcó.

Por ello, adelantó que en las próximas elecciones insistirán en la “unidad” partidaria y para el 2020 asegura que van a “redoblar los esfuerzos y corregir los errores” y que hay que insistir en que “la fortaleza que siempre va a tener el Partido Colorado es la unidad”.

Incluso trató de alivianar la derrota diciendo que ya sabían que Prieto ganaba incluso dentro del Padrón Colorado, pero que aún así hicieron lo que tenían que hacer: Poner un candidato de Colorado Añeteté que represente a la ANR.

PUBLICIDAD

Al inicio, dentro del padrón colorado ya tenía una preferencia del 40% (que tenía Prieto de intención de votos) y nuestro candidato en ese momento tenía 7%, es decir levantamos más o menos un 95% nuestras posibilidades”, resignó finalmente.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD