Nombres de la narcopolítica

El senador Giuzzio presentó un informe -basado en escuchas y otras evidencias- sobre aparentes nexos de políticos con narcos. En la lista figuran Freddy D’Ecclesiis, Marcial Lezcano, Carlos Sánchez, alias “Chicharõ”, Bernardo Villalba y Magdaleno Silva.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6DCBE7MSMZHVPC3FXISFRUA4PA.jpg

La presentación de los datos fue encabezada por Arnaldo Giuzzio, en nombre de la Comisión de Lucha contra el Narcotráfico, que ayer se reunió con Luis Rojas, titular de la Senad. Antes de exponerse los datos, el senador Arnoldo Wiens, de la ANR, aclaró que todos estos informes parten de pruebas entregadas por la propia institución antidrogas. “También he tenido mucha información como otros colegas de esta Cámara”, agregó.

Consideró que la presentación de la fecha obedece a que “queremos demostrar que habemos legisladores que estamos dispuestos a dar la cara contra la mafia del narcotráfico”. “Nos resistimos a que todos seamos estigmatizados como parte de este esquema de terror”, sostuvo Wiens. “El gran negocio de las drogas ha infectado los tres poderes del Estado paraguayo”, insistió para seguidamente dar la palabra a Giuzzio.

Con pruebas documentales brindadas por la Secretaría Nacional Antidrogas evidenciaron este jueves la relación del diputado Freddy D’Ecclessis con narcotraficantes que operan en toda la región del norte del país. Todo comenzó en 2006, cuando una avioneta cayó en la zona de Bella Vista Norte, ocasión en que fueron detenidas dos personas, entre ellas Cristian Villaalta Cubas, hijo de la exdiputada y actual parlamentaria en el Parlasur, Cirila Concepción Cubas de Villaalta (ANR).

PUBLICIDAD

Aquel día, el piloto de la aeronave, Cristian Villaalta trató de tragarse el papel en que figuraban las coordenadas del escondite de la droga; sin embargo, no lo logró y los antidrogas llegaron así hasta los 195 kilos de cocaína que estaban en la estancia San Antonio, ubicada en Pedro Juan Caballero y propiedad de la familia D’Ecclessis.

Se determinó durante la investigación que el propietario de la cocaína era Víctor Raúl D’Ecclessis, hermano del actual diputado Freddy D’Ecclessis (ANR). Víctor Raúl fue procesado y su defensa la ejerció el abogado Faustino Villaalta, líder político del Partido Colorado, padre del piloto Cristian y marido de la actual parlamentaria. Faustino Villaalta y su otro hijo, Walter Villaalta, murieron acribillados en diferentes sucesos.

En otro momento de la sesión, la senadora Desirée Masi fue más tajante y señaló que la estancia donde se depositó la droga es del diputado Freddy D’Ecclesiis, pero para proteger la “carrera política” del mismo, el hermano de este asumió la responsabilidad. La legisladora aseguró -basada en las escuchas telefónicas- que el parlamentario colorado estaba entre los que aguardaban por la carga de cocaína.

En el seguimiento de esas investigaciones, respecto a los vínculos, aparece en escena Mario Giménez Noguera, distribuidor de drogas de toda la zona norte, San Pedro, Concepción y Amambay. Su base de operaciones funciona en San Pedro, expuso el senador Arnaldo Giuzzio, quien expuso el caso ante el pleno, pues él fue el fiscal investigador de esta causa.

La Senad intervino los teléfonos y encontró cruce de llamadas entre Giménez Noguera y el actual diputado Freddy D’Ecclessis, y en las escuchas se determina que hablan de drogas, transferencia de propiedades, dinero en efectivo y vehículos. En este caso, la senadora Desirée Masi dio a conocer más detalles sobre el caso: dijo que en las escuchas telefónicas se determina que tanto Víctor Raúl como Freddy estuvieron esperando la llegada de la avioneta que tenía que transportar la droga; sin embargo, en ese entonces, Víctor Raúl se hizo responsable para salvar la carrera política de su hermano.

En esta parte de la investigación aparece en el juego el coronel de aviación retirado Luis Rolón Arar, jefe logístico de todas las organizaciones criminales en la zona norte. Consigue desde combustible y aviones hasta pistas en cualquier lugar y a cualquier hora. El coronel Arar mantenía conversaciones con Magdaleno Silva, entonces diputado por la ANR, y este a su vez se comunicaba con Giménez Noguera, el distribuidor de drogas de la zona.

En otro momento, Giuzzio se refirió a otro clan narco y precisamente mencionó a Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias “Chicharõ”, fuertemente defendido por los diputados colorados Freddy D’Ecclesiis y Marcial Lezcano. “Aparece como líder visible del narcotráfico Carlos Rubén Sánchez o Adrián López Bordón, ya que tiene dos documentos de identidad paraguaya”, refirió.

Seguidamente, comentó publicaciones periodísticas y las defensas que hicieron los legisladores Freddy D’Ecclesiis y Marcial Lezcano cuando se revelaron las evidencias sobre los aparentes nexos del diputado suplente de la ANR con el narcotráfico. “Este relacionamiento nos demuestra cómo Rubén Sánchez, alias “Chicharõ”, llegó a establecer una estructura de protección política en los departamentos de Concepción, San Pedro y Amambay”, refirió Giuzzio.

Enfatizó que -además de la defensa de Freddy hacia “Chicharõ”- se debe considerar al diputado Bernardo Villalba, conocido como un exdefensor -en su calidad de abogado- de narcotraficantes. Villalba fue defensor de Jonathan Wink Soligo, quien logró su libertad mediante varias chicanas y con una maniobra en la Justicia, según las denuncias. Jonathan Soligo es hijo del narco Erineu “Pingo” Soligo, detenido en julio de 2010 en la zona de Capitán Bado por el entonces fiscal Francisco de Vargas.

“Bernardo Villalba surge requiriendo apoyo logístico. Ahí fue muy vinculado en defensa técnica de varios narcos, entre ellos también Leoncio Marecos, condenado a 18 años de cárcel como importante resorte en el clan Mendes Mesquita”, detalló Giuzzio. El ex fiscal anticorrupción insistió en que todos estos nexos señalados parten de cruces de llamadas cuyos resultados fueron entregados por la Senad.

El senador Arnoldo Wiens anunció que luego de la presentación hecha ante el pleno, los documentos serán presentados ante la Fiscalía para apoyar la investigación sobre la narcopolítica en Paraguay.

Adelantó que varios legisladores inclusive ya fueron convocados por el Ministerio Público para declarar sobre los aparentes nexos. “Solicitamos a la Fiscalía que haga sus tareas como corresponde, con el respaldo de nosotros”, sostuvo

Instó a los investigadores a “tener coraje” para impulsar las medidas contra los responsables y que “caiga quien caiga”.

Los legisladores indicaron que hay otros nombres -además de los hoy mencionados- como presuntos vinculados al narcotráfico, pero aún no se dan a conocer, debido a que no se reúnen elementos suficientes para hacer acusaciones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD