Caso Arrom: discutir informe es ‘poco ético’

El senador Jorge Querey (Frente Guasu), quien había formado parte del plantel de doctores que examinó a Juan Arrom y Anuncio Martí luego de su supuesta liberación, dijo que no es “ético” discutir públicamente los aspectos del informe médico.

En estos últimos días salieron a debate los detalles del informe médico que fue firmado por 13 especialistas de distintas áreas el día de la supuesta liberación de Juan Arrom y Anuncio Martí. Al respecto, el Dr. Jorge Querey (Frente Guasu) manifestó que le parece poco ético discutir el diagnóstico de los pacientes, salvo autorización de los mismos o por parte de un fiscal o autoridad pertinente.

Garantizó que los doctores que formaron parte de ese plantel son muy prestigiosos, de distintas especialidades, tienen muchos años de ejercer la medicina y ninguno presentó desacuerdos en cuanto a las conclusiones del informe. “Los 13 firmamos lo que está ahí (…) Pusimos solo lo que vimos”, aseguró.

PUBLICIDAD

La senadora Esperanza Martínez también formó parte de ese plantel medico y, a través de Twitter, coincidió con Querey en que no es ético discutir aspectos del informe médico.  

 

Por otra parte, en una de las observaciones del informe se indica que un testículo de Juan Arrom presentaba inflamación. Ayer, el Dr. Pablo Lemir, forense del Ministerio Público, afirmó que eso resultó ser producto de una enfermedad llamada varicocele y no de torturas o golpes, como dijo la supuesta víctima de secuestro.

“Me parece tan simpático estos rebusques de Pablo Lemir (…) Un varicocele es un problema de una vena, no es del testículo. Es una várice. Nosotros lo que constatamos y asentamos ahí es que había un testículo agrandado y doloroso. Pablo puede hacer un razonamiento como crea conveniente, pero lo que nosotros encontramos fue eso”, se excusó el senador Querey al respecto.

Dentro del plantel de médicos que examinó a las dos supuestas víctimas el día de la liberación no se encontraba presente ningún representante del Ministerio Público, debido a que los familiares lo llevaron directamente a un sanatorio privado. Los 13 doctores acudieron voluntariamente de manera independiente a realizar esta inspección, sin seguir el protocolo previsto por la Justicia, según alega la Fiscalía para desmeritar el informe.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD