Ministro quiere “más indios”

El ministro de la Función Pública, Humberto Peralta, salió al paso de las afirmaciones emitidas en el informe de la Contraloría General de la República. “Efectivamente, sí, me faltan indios, ya no quiero caciques”, reconoció.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/A4KKQOQ5TZBADPP2IAWMEXEOFA.jpg

El secretario de la Función Pública, Humberto Peralta, explicó que tiene solamente 89 funcionarios en su institución, una dotación que calificó como “absolutamente insuficiente” para la cantidad de trabajo que debe realizar la secretaría.

Dijo que las afirmaciones de la Contraloría  que publicamos ayer en este diario, en la cual se explica que hay un jefe por cada funcionario en la Secretaría de la Función Pública, son una “media verdad”, pues, según explicó “en el informe dice nivel directivo, y los jefes de departamento no son directores”.

“Tenemos 15.000 expedientes al año, es imposible con 89 personas administrar íntegramente esa cantidad en el menor tiempo posible”, expuso, al tiempo de agregar que hay funcionarios que cumplen dos o tres funciones a la vez, pues no dan abasto.

PUBLICIDAD

Según Peralta, de los 89 funcionarios, solo 10 son realmente directores generales, “y hay dos directores adicionales que reportan a la máxima autoridad· El resto, según recalcó, son jefes de departamento, que, bajo el argumento de Peralta “no son directivos, son técnicos en su materia”.

Humberto Peralta manifestó que este 55 % del que habla el informe de Contraloría tiene que ver con “cargos de conducción superior”, por lo que, para él, la expresión “directivos” no es correcta. Expresó también que la problemática que enfrentan no es algo “de ahora”, sino que viene del 2010, cuando se propusieron una serie de cargos para que la institución pueda funcionar óptimamente.

Desde entonces, afirmó el ministro, viene reclamando tanto al Ejecutivo como al Legislativo que no cuenta con la cantidad de personas suficiente.

Peralta recordó también que desde el 2014 el Poder Legislativo le asignó una nueva función, que es la de la ley 5189, de publicación de salarios. A pesar de que le asignaron nuevas funciones, según dijo, no le asignaron un solo funcionario adicional, y tampoco mayor presupuesto.

Actualmente, la Secretaría de la Función Pública recibe la suma anual de G. 9.658 millones. Peralta explicó que de este monto, un 80 % se destina al pago de sueldos. “Apenas tengo 20 % para hacer el trabajo”, acotó.

Al consultársele cuál sería el “presupuesto ideal” al que apunta, para poder cubrir todos los requerimientos del ente, dijo que el presupuesto al que se quiere llegar es al 50% más del que se tiene actualmente. “Es decir, que me permitan crecer hasta 15.000 millones al menos. Me faltan 5.000 millones más, por lo menos para tener una mayor presencia institucional e implementar las políticas públicas”, agregó.

En cuanto a los funcionarios que necesita para cubrir la totalidad del trabajo, explicó que idealmente, son 188 personas las que requiere tener en la Secretaría de la Función Pública. “Técnicamente, me faltan 99 personas más”, añadió, al tiempo de agregar que la instalación física que tiene disponible en tres locales alquilados, le da para tener 133 personas. El funcionario reconoció que al menos con 133 personas ya podría mejorar la calidad del trabajo. “Y acá no estamos hablando de jefes o caciques, sino de funcionarios. Efectivamente, sí, como decía la publicación de ABC Color, me faltan indios, ya no quiero caciques”, expresó el ministro Peralta.

Otra dificultad que señaló, es que los salarios que ofrece la Secretaría no son lo suficientemente atractivos, por lo que los funcionarios renuncian para ir a otras instituciones.

“Solo en el mes de mayo, dos funcionarios renunciaron para ir a otras instituciones. Entre G. 3.300.000 y G. 4.300.000, que yo ofrezco en mi institución y los G. 7.000.000 que le pagan de entrada en una Municipalidad, más adicionales, que elevan el salario por encima de los G. 10 millones, yo no puedo competir”, expresó el secretario de la Función Pública.

Por último, comentó que este año el ejecutivo tuvo intención de recortar G. 500 millones de su presupuesto, pero finalmente no se tomó esa decisión. “Si hacían eso, el ministro solamente podría pagar sueldos y alquileres”, finalizó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD