Imputación, en unas horas

Cinco de los 12 detenidos (civiles y policías) en el marco del operativo Espada, en San Pedro, declararon este sábado ante la fiscala Lorena Ledesma, quien pedirá la imputación de todos en las próximas horas. Los uniformados no declararon.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/P57JYV7EVZBG3DDUL2ULWLAWGQ.jpg

La agente antidrogas informó que los detenidos serán imputados por tráfico internacional de droga, comercialización, posesión, facilitación de servicios en el tráfico para el transporte aéreo y terrestre, y por otro lado extorsión agravada. Otra de las figuras penales que se suma a la imputación es la conducta que describe la ley 1340 cuando el funcionario público omite comunicar la existencia de una de las conductas descritas mencionada legislación.

La fiscal precisó que presentará imputación en el transcurso de las próximas horas de este sábado.

Entérese de más en: Policías llegan a la Fiscalía

PUBLICIDAD

Por otro lado, Ledesma informó que las expectativas de pena para los delitos que se les señalan a los involucrados son muy altas, y oscilan entre los 5 y los 25 años, dependiendo de la gravedad de los elementos que se encuentren durante la investigación.

Añadió que además de los policías y civiles detenidos el primer allanamiento ocurrido esta semana, hay otras personas a quien se investigará conforme pasen los días.

“Si bien es cierto es una investigación que inició en marzo concretamente, las evidencias recién nos permiten ahora abrir las aristas que se den”, explicó la fiscal, al tiempo de aclarar que Cristino Aranda, director departamental de la Policía en San Pedro que fue destituido tras el allanamiento, también será convocado a declarar.

Precisó por otro lado que se pedirá medida privativa de libertad para los detenidos, que aún permanecen recluidos en la Senad, hasta que el juez penal de garantías ordene el lugar de reclusión y la medida cautelar que se ajuste al proceso.

Recordemos que los seis policías y seis civiles cayeron ayer con un cargamento de 300 kilos de cocaína en San Pedro. Todos llegaron esta mañana a la sede de la Fiscalía Antidrogas con el objetivo de prestar declaración indagatoria. La sospecha es que aparentemente los uniformados iban a cobrar por la liberación del estupefaciente, de ahí su presencia en el lugar.

La droga estaba siendo descargada de una aeronave boliviana, dirigida por un piloto de esa nacionalidad, quien es uno de los detenidos.

Luego de que la fiscala presente formalmente la imputación en el transcurso de las siguientes horas, los detenidos deberán presentarse ante el Juzgado Penal de Garantías para definir las medidas. En caso de drogas, los jueces tienden a aplicar la prisión preventiva.

El operativo por el cual se detectó el cargamento de cocaína se denominó “Espada” y se inició el viernes a las 06:50 en una pista clandestina de un establecimiento ubicado en la colonia Hugua Guasu, a 40 kilómetros de la ciudad de General Aquino y a 25 kilómetros del municipio de Choré, en el departamento de San Pedro.

Cayeron el piloto y cinco compradores paraguayos, así como seis policías.

Más info en: Estaban hablando con los traficantes

Los agentes arrestados fueron el oficial primero Édgar Diosnel Sosa Melgarejo (30 años) y el suboficial primero Antonio Joel Quiñónez Lara (29), este último con dos antecedentes por apropiación. Ambos son de la Dirección General de Inteligencia.

También cayeron el suboficial principal Pablo Cabrera Escobar (44) y el suboficial primero Juan José Benítez Achucarro (32), del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de San Pedro. El primero había sido arrestado e imputado en 2017 por un asalto extorsivo a una estancia de Capiibary.

Los otros dos policías apresados fueron el suboficial mayor José David Alonzo Salinas (39) y el suboficial inspector Víctor Daniel Dávalos Peralta (36), de la Dirección de Policía de San Pedro. Dávalos también fue imputado por el caso de Capiibary.

En tanto que los civiles detenidos son el dueño de la propiedad, Ramón Giménez Velázquez (51), el docente Amado Pérez Marecos (46) y los operadores logísticos Carlos Escobar Núñez (37), Celso Benítez Fleitas (34) y Carlos César Ayala Marecos (30).

El último capturado fue el piloto boliviano Luis Darío Candia Zelada (27).

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD