Inhibiciones en cadena

CIUDAD DEL ESTE. Fiscales comenzaron a inhibirse en cadena de la causa que investiga por lesión grave en grado de tentativa y otros hechos al secretario de Hacienda y político colorado zacariista, Yamil Aquino.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/LVKMGYI2XFDKHL6YYNAXHQVGIE.jpg

Este último fue identificado por el reportero gráfico del diario Vanguardia, Ever Portillo, como uno de los integrantes de la turba que el 27 de julio lo sometieron a una brutal golpiza. La agresión ocurrió mientras se celebraba en la Plaza de la Paz que Diputados haya rechazado el pedido de intervención de la administración de la intendenta local, Sandra Mc Leod de Zacarías.

El caso fue denunciado en principio contra personas innominadas, en la Comisaría Primera, por lesión grave en grado de tentativa, coacción y perturbación de la paz pública. El caso fue sorteado y recayó en la unidad de la fiscala Analía Rodríguez, ante quien declaró el reportero gráfico e identificó a uno de sus agresores como Yamil Aquino.

Tras la declaración, la fiscala Rodríguez se inhibió por ser esposa del secretario general de la Municipalidad, Oscar Ocampo, y atendiendo que el caso de agresión apuntaba a personas del entorno de la intendenta Sandra Mc Leod de Zacarías.

La causa pasó entonces al fiscal Alfredo Ramos Manzur, quien también se inhibió, corriendo el expediente a la unidad 11, a cargo de la abogada Estela Marys Ramírez. Esta última también se apartó, este viernes, explicando que es amiga de Yamil Aquino de hace diez años y que, por ello, no considera correcto atender en el caso. Así, el lunes, el expediente pasará a la fiscala Juliana Giménez.

Yamil Aquino es secretario de Hacienda de la Gobernación y político colorado zacariista. El gobierno departamental, de hecho, está actualmente a cargo de Justo Aricio Zacarías, hermano del dirigente político colorado Javier Zacarías y, por ende, cuñado de la intendenta Sandra Mc Leod de Zacarías.

La agresión contra el reportero gráfico de Vanguardia ocurrió el 27 de julio pasado, en la Plaza de la Paz, donde funcionarios municipales y personas afines a la jefa comunal, celebraban el rechazo a la intervención, dispuesto por mayoría colorada en la Cámara de Diputados. Ever Portillo se acercó a tomar imágenes de una riña que había entre ellos mismos. Participantes de la fiesta, cuando una turba lo rodeó y lo sometió a una brutal golpiza, con el objetivo fallido de extraerle la cámara fotográfica.

Yamil Aquino fue identificado en la última imagen que logró captar el reportero gráfico. La otra persona que aparece en la foto también fue reconocida por Portillo, quien sin embargo no pudo aún declarar su identidad por la serie de inhibiciones que se está dando.

Ya el 29 de junio había sido agredido a patadas el director del diario Vaguardia, Nelson Zapata, cuando tomaba imágenes de una manifestación protagonizada por funcionarios municipales y seguidores de la intendenta, en la Junta Municipal.

La seccionalera Aida Luz Molinas Ramírez, leal a la familia McLeod – Zacarías, golpeó al periodista y posteriormente fue imputada por perturbación de la paz pública. Esta semana, la jueza de Garantías Teresita Cazal concedió medidas alternativas a la mujer, quien como garantía de su sometimiento al proceso ofreció un inmueble y la fianza personal de su abogado Alejo García por G. 30 millones. Molinas tiene prohibición de salida del país y obligación de comparecer una vez al ves a firmar el Libro en el Juzgado.