José Ortiz se contradice

A su salida de la reunión en Diputados, José Ortiz, gerente de Tabesa, aseguró que “el sector tabacalero jamás se ha opuesto a ningún tipo de restricción sobre la salud”. Paradójicamente, acudió al lugar para abogar por la no suba del impuesto al sector.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7YPAXD7NYRFXRDCG2MKP5QYXKU.jpg

Empresarios tabacaleros se reunieron esta mañana con la Comisión de Asuntos Constitucionales y Presupuesto de la Cámara Baja, cuyos miembros los convocaron para conversar sobre el proyecto de ley que plantea elevar el impuesto al sector. 

Entre ellos estuvo José Ortiz, gerente de Tabacalera del Este SA, empresa cuyo accionista mayoritario es el presidente de la República, Horacio Cartes, y cuyos cigarrillos son constantemente incautados porque ingresan a países vecinos de contrabando.

PUBLICIDAD

A la salida de la reunión con parlamentarios, donde expresó su reticencia al aumento del impuesto, según lo anunció él mismo más temprano, Ortiz aseguró que "el sector tabacalero jamás se ha opuesto a ningún tipo de restricción o reglamentación sobre la salud", pese a que antes del ingreso a la reunión minimizó los problemas sanitarios derivados del hábito de fumar.

"Hoy es el último día que muchas de las industrias entregan cajetillas sin los pictogramas; desde mañana saldrán con los pictogramas. Hemos aceptado todas las normativas", indicó.

Antes de ingresar al salón donde se desarrolla el encuentro, el gerente de la firma del Presidente expresó su férrea oposición al incremento de tributos para las fábricas de cigarrillos. “Cualquier cambio, todo impuesto en general es un trastorno”, manifestó.

Aseguró que el aumento de los impuestos sería “dañino para el sector”. Al señalársele que se trata de un producto que daña la salud, indicó que “para eso están las advertencias legales” y posteriormente agregó que fumar “es una opción voluntaria”.

 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD