Leishmaniasis mató a siete en el 2014

El director del Centro Antirrábico Nacional, Dr. Aurelio Fiori, recordó que de los 120 casos humanos de leishmaniasis en 2014, siete fueron fatales. En lo que va del año se registran 23 casos y ya se produjo una muerte. Pidió extremar cuidados.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

Cargando...

En estos días se registró la primera muerte del año por leishmaniasis. Se trata de una niña de apenas dos años. En lo que va del año, el Centro Antirrábico Nacional (CAN) registra 23 casos. El año pasado murieron siete, de 120 casos detectados, informó el Dr. Aurelio Fiori, director de dicha institución y titular del Programa Nacional de Control de Zoonosis.

Fiori informó que están próximos a aprobar, vía resolución ministerial, un Protocolo de Eutanasia en concordancia con la Sociedad Mundial de Protección Animal. "Ya se tiene el visto bueno de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas del Paraguay, de tal manera a que la eutanasia sea humanitaria", dijo el profesional a ABC Color. Aseguró que esta normativa está acorde a la ley 4.848 de Protección Animal.

La articulación de esta normativa se da considerando que sigue siendo recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que una vez detectado el virus, el animal sea sacrificado, pese a que puede hacerse un tratamiento. "Es un proceso de tenencia responsable del dueño, pues el animal no se cura, siempre se mantiene enfermo y puede transmitir en cualquier momento la enfermedad", advirtió.

Pese a esto, dijo que actualmente al trabajo conjunto entre el Senepa y el Centro Antirrábico Nacional, lo acompaña un representante perteneciente a la Sociedad Protectora de Animales que se encarga de asistir y corroborar los casos de eutanasia que se deben realizar de tal manera a cerciorarse que esté aplicada bajo los estándares internacionales. Además se lleva a cabo el proceso de levantamiento de datos en el lugar del foco y la fumigación y el muestreo de todos los perros de la zona.

Al dar recomendaciones, el Dr. Fiori recordó que la enfermedad no se transmite de forma directa del animal al humano, pues necesariamente debe actuar el vector (karachã), que acostumbra mantenerse en basurales y patios baldíos, por lo que los consejos para evitar el contagio son esencialmente ambientales, según dijo.

Por otro lado, recordó que los síntomas que deben llamar la atención en un animal son: problemas de la piel, conjuntivitis, uñas largas, falta de alimentación. "Aparte de los fármacos aplicados en el animal hay que usar repelentes", recordó.

Finalmente, informó que profesionales del Centro Antirrábico Nacional acudirán a Carapeguá, específicamente al lugar donde se dio la muerte de la niña, para realizar un muestreo de los animales de la zona, en conjunto con personal del Hospital Distrital de Carapeguá.

La leishmaniasis visceral es una zoonosis -enfermedad transmitida del hombre al animal o del animal al hombre- con un alto riesgo de mortalidad. Es transmitida a través de la picadura de insectos chupadores de sangre llamados febótomos (karachã, en guaraní).

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...