‘Ellos nos tienen como títeres’

Jorge Ramírez, el joven que subió ayer al tanque de agua en Presidente Franco para manifestarse contra el diputado José María Ibáñez, dijo que lo hizo harto de los corruptos. “Los políticos nos tienen como títeres”, subrayó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RF6XJQ3SPFHT7GH25ACVLMLG2Y.jpg

El joven franqueño de 27 años, Jorge Ramírez, subió ayer a un tanque de agua vestido de payaso, con una bandera paraguaya y una bandera que decía “basta ya de políticos corruptos. Su peculiar manera de manifestarse se sumó a la serie de protestas que realiza la ciudadanía contra la impunidad con la que se benefició el diputado José María Ibáñez.

El legislador hizo figurar a los caseros de su finca como funcionarios del Congreso, intentó alterar las planillas de asistencia y además nunca pagó el total de lo que cobraba a sus empleados. El caso fue conocido como los "caseros de oro". 

PUBLICIDAD

Luego de ser descubierto por la prensa, el mismo Ibáñez reconoció haberle robado unos G. 30 millones al Estado y se desató el repudio de la ciudadanía ya en el 2013. Pero este año la justicia accedió a la suspensión del proceso en su contra y además sus colegas diputados lo salvaron de la pérdida de investidura.

En ese sentido Ramírez, quien se dedica a la organización de eventos, aseguró no estar ligado a ningún partido político, sino más bien cansado de los corruptos.

“Pensé mucho para hacer. Lo que decidieron en Diputados fue la gota que colmó el vaso, le dieron una mano amiga a un corrupto confeso. Es una lástima que los jóvenes no acudan a las protestas. No sé si es por miedo, hay que dejar todo y reclamar. Si nos seguimos callando nos seguirán viendo la cara de payasos”, expresó.

“Los políticos nos tienen como títeres. Somos un pueblo que vive en miseria porque lo permitimos”, acotó. Dijo además que todos mis amigos me felicitaron por lo que hizo y hasta le reclamaron por qué no les avisó para que puedan ayudarle con la protesta.

Además de Ramírez, varias organizaciones sociales y locales de comida han decidido sentar postura contra el legislador al declararlo persona no grata. Así más ciudadanos buscan dan a entender a la clase política que si las entidades estatales han apañado sus acciones, la ciudadanía lo desaprueba y demuestra la falta de credibilidad en las instituciones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD