Luz verde a militarización

El Senado aprobó la modificación de la Ley de Defensa Nacional, con lo cual se habilita al presidente de la República a utilizar la fuerza militar en los operativos de búsqueda del EPP.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/THVCJLLF2NA5XKAH5JTFW6RHSQ.jpg

Finalmente, durante la votación, se logró sumar 29 votos a favor de la modificación de la Ley Nº 1.337, de Defensa Nacional.

Fueron 11 los legisladores que votaron en contra, entre ellos principalmente los miembros de la bancada del Frente Guasu.

Con las modificaciones introducidas en la Ley Nº 1.337, el mandatario tendrá potestad de utilizar las Fuerzas Armadas “para enfrentar cualquier forma de agresión externa e interna que ponga en peligro la soberanía, la independencia y la integridad territorial del país”.

PUBLICIDAD

A modo de evitar “superpoderes” para el Ejecutivo en el uso de la fuerza militar, en el texto aprobado se introdujo un artículo que señala el Congreso tendrá potestad de decidir el cese de esa intervención de los efectivos castrenses.

La modificación de la normativa en cuestión tuvo un tratamiento en tiempo récord en el Congreso. Apenas en la víspera se logró la aprobación en Diputados y luego se remitió rápidamente el documento al Senado.

Aunque el tema no figuraba en el orden del día, los impulsores presentaron la propuesta sobre tablas y fue incluido en el segundo punto del orden del día durante la sesión ordinaria.

El texto ahora pasa a consideración del Poder Ejecutivo, donde su aprobación es prácticamente un hecho, debido a que se trata de un pedido del propio presidente de la República, Horacio Cartes.

La intención del Gobierno es contar con una herramienta legal para hacer uso de la fuerza militar, sin la necesidad de llegar a un estado de excepción, para casos como los atentados del EPP.

El principal bloque opositor de la modificación de la Ley de Defensa Nacional fue el Frente Guasu.

Toda la bancada votó en contra de la propuesta aprobada en Diputados, bajo el argumento de que esta medida puede favorecer abusos de poder por parte del jefe de Estado.

Los 11 detractores durante la sesión de este jueves fueron: Pedro Santa Cruz, Hugo Richer, Desirée Masi, Esperanza Martínez, Arnaldo Giuzzio, Adolfo Ferreiro, Carlos Filizzola, Fernando Lugo, Sixto Pereira y Eduardo Petta.

Petta planteó remitir el documento que facilita la mititarización a las comisiones asesores y analizarlo en profundidad en una próxima oportunidad.

El legislador recalcó que la propia Constitución establece que la Policía es la institución encargada de la seguridad interna, mientras las FF.AA. deben destinarse para amenazas externas.

Recalcó que en el texto de la modificación de la Ley Nº 1.337 no se establecen plazos para la militarización.

“No nos apuremos, debatamos un poquito más”, reclamó

En igual sentido se pronunció el senador Carlos Filizzola, quien insistió en que el presidente Cartes puede hacer uso del estado de excepción, previsto en la Constitución.

“Hoy está previsto lo necesario para que el Presidente actúe y de hecho ya lo está haciendo”, manifestó, al señalar que ya se dispuso el envío de militares al Norte, aunque solo en calidad de apoyo a las tareas comandadas por la Policía.

A su vez, la senadora Masi recalcó en que con la modificación de la Ley de Defensa “se toca” la Constitución.

Aclaró que no está en contra del refuerzo de seguridad en el Norte, pero “que se haga de manera constitucional”.

El senado Enrique Bachetta fue el primero en salir a favor de la modificación de la Ley de Defensa Nacional, a fin de combatir al EPP con el uso de la fuerza militar.

Pidió a sus colegas apoyar la iniciativa, tal como lo solicitó el presidente de la República, Horacio Cartes.

En igual sentido se expresó Jorge Oviedo Matto, quien insistió en que el Ejecutivo necesita de la modificación para reforzar el combate al grupo criminal.

Respecto a los pedidos de postergar el tratamiento, el legislador del Unace indicó que el EPP perpetró una serie de ataques en menos de una semana y ya mató a cinco personas.

La postura igualmente fue secundada por Mirtha Gusinky, cuya hija fue secuestrada y asesinada por la banda criminal.

“Acaso ya olvidaron las imágenes de mi hija enterrada en un túnel al estilo de las FARC”, expresó de manera enérgica y visiblemente afectada.

Reclamó el apoyo a la militarización “para que no tengamos más días como aquel en que un grupo caprichosamente decidió matar a mi hija”.

“Quiero llamarles a una profunda reflexión. Y no pretendamos más comparar esta situación con la dictadura. Hemos superado la dictadura. Ahora lo más urgente es eliminar al EPP”, sostuvo.

La modificación de la Ley de Seguridad Nacional igualmente fue apoyada por: Mario Abdo Benítez, Carlos Amarilla, José Manuel Bóbeda, Víctor Bogado, Enzo Cardozo y Luis Alberto Castiglioni.

También votaron a favor: Ramón Gómez Verlangieri, Blanca Fonseca, Blas Llano, Blanca Lila Mignarro, Blanca Ovelar, Silvio Ovelar, Julio Quiñónez, Oscar Salomón, Fernando Silva Facetti y Arnoldo Wiens.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD