OGD tiene más que un “clan” en la Dinac

Los protegidos de Óscar González Daher en la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) lograron ubicar a su parentela en la función pública al amparo del exsenador colorado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NDDKYE6HO5DJ5KYJVO3B4H44QA.jpg

 

Justo Ramón Servín ingresó a la Dinac el 6 de mayo de 1999. Actualmente es gerente de Cargas Aéreas, con un ingreso de G. 9.400.000. Vive en una residencia en el centro de Luque y tiene a su nombre, entre otros, una camioneta Toyota Fortuner 2014, una Mitsubishi L200 1997, un bus Mercedes Benz, etc. Además posee propiedades en San Bernardino, Areguá y al menos 10 inmuebles en Luque.

Servín logró ubicar a su cuñado, Carlos Nicolás Fernández Marecos, quien ingresó a Dinac en diciembre de 2008 y actualmente es jefe del Departamento Administrativo de Cargas Aéreas, con un salario de G. 6.600.000.

Justo Ramón Servín también ubicó a su hijo, Carlos Ramón Servín Rocholl, en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, donde González Daher era presidente, con un salario de G. 9.800.000. Renunció el mes pasado a raíz del escándalo de los audios filtrados por radio ABC Cardinal. Figuraba como profesional sin siquiera tener un título universitario.

Su hija Miriam Servín es funcionaria de la Entidad Binacional Yacyretá y otra de sus hijas, Julia Susana Servín, figura como funcionaria del Senado, pero comisionada a la Municipalidad de Luque, donde González Daher tiene un poder inusitado.

Gustavo Adolfo Sandoval Lamas es primo de Servín y es subdirector de Seguridad de la Aviación Civil. Publicaciones de 2011 lo mencionan como el “hijo mimado” de González Daher dentro de la Dinac. En ese año ganaba G. 7.800.000, pero ya tenía una casa de unos G. 1.000 millones en el barrio Yukyry de Luque.

Hoy gana G. 14.243.000 y a su nombre figura una camioneta Mitsubishi Pajero (94), pero su esposa Lizza María Lorena González tiene un Mercedes Benz E 270 CDI y un vehículo Toyota Allex 2001.

Juan Campuzano Cubilla es otro de los bendecidos. Es gerente de Operaciones, gana G. 9.400.000, pero se las ingenió para construir una vivienda en el barrio Julio Correa de Luque. En los registros públicos figuran a su nombre una Fortuner 2012, un Mercedes C180 1993, otro Mercedes 300 D 1982, y un Daewoo Spero 1993.

Su hermana, Zully Elizabeth Campusano, entró también en 1980 en la Dinac. Hoy gana G. 6. 310.000.

Juan Campuzano tiene dos primos en la Dinac: Carlos Alberto Silva Cubilla, piloto, quien gana G. 5.200.000, y Douglas Cubilla, quien cobra G. 9.400.000, pero está comisionado en la Municipalidad de Luque.

Luis Ruiz Bordón es jefe de la sección Currier, también conocida como Ticket, dependiente de la Gerencia de Cargas Aéreas. Su nombre era citado como uno de los “recaudadores” de Óscar González Daher en publicaciones de ABC Color del año 2010.

Su salario es de G. 5.300.000, pero tiene una Toyota Hilux 2009 y vive en una casa de importantes superficies, en la que también funciona una joyería, en pleno centro de Luque.

En la Dinac, este trabaja junto con sus dos hermanos: Hugo Cornelio Ruiz Bordón, quien gana G. 4.700.000, y Miguel Ruiz Bordón, quien percibe mensualmente G. 4.000.000.

Después está Milciades Hugo Jacquet Soley, asistente en la gerencia de cargas aéreas, entró a la Dinac en 1995. Su nivel de vida está lejos de justificarse con el salario que recibe, de G. 4.700.000.

También él logró ingresar a la institución a su sobrino, Alberto Jacquet Soley, quien gana G. 2.000.000 como chofer.

Otro dato interesante es que desde 1996 trabaja en la Dinac el sobrino del presidente Horacio Cartes, Gerónimo Viveros Osnaghi, quien es subdirector de Administración y Finanzas de la Dinac y gana G. 14.243.000. El mismo respondería, no solo a González Daher, sino también al ministro de Gabinete de la Presidencia, Juan Carlos López Moreira, con quien tiene empresas en conjunto como la Importadora Royal SA, entre otras.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.