Marito no podrá revertir lo que hizo HC, aclaran

El presidente electo, Mario Abdo Benítez, no podrá modificar la situación de las notas reversales de Yacyretá, promulgadas ayer por el mandatario actual, Horacio Cartes, según Juan Ernesto Villamayor. "No tiene la capacidad de revertirlo", indicó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3CPICRZZUBCMDB6CE23ZW6Q45Y.jpg

Juan Ernesto Villamayor, futuro ministro del Interior, en contacto con ABC Cardinal habló sobre las notas reversales firmadas en 2014 y 2017, aprobadas por el Congreso y promulgadas ayer por el Ejecutivo. Afirmó que Mario Abdo Benítez ya no podrá rechazar el acuerdo. 

“No tiene la capacidad de revertirlo, porque este es un compromiso internacional aprobado por el Congreso paraguayo, promulgado (por el Ejecutivo). Hay cosas que la gente maneja con mucha conveniencia y el tema jurídico no se puede manejar con conveniencia. Una vez aprobado por todos los estamentos, es un compromiso de la República y el compromiso se tiene que cumplir”, indicó.

PUBLICIDAD

Agregó que Mario Abdo Benítez había dicho que si esto pasaba él iba a tener un piso para debatir desde esta realidad. En cuanto a las manifestaciones de Abdo durante su campaña política, que hacían referencia a romper papeles del acuerdo entreguista de Yacyretá, aseguró que se dieron en un contexto diferente.

“El audio dice con absoluta precisión: ‘Los que quieren negociar a espaldas del Congreso’. Porque quiero recordar los hechos, en qué momento se produce este discurso. Este discurso se produce cuando la Cancillería ocultó el documento (de las notas reversales), recordarás conmigo que la Cancillería no envió el documento al legislativo. Este es discurso del reclamo de que la gente participe del resultado de la deliberación a través de los órganos competentes que están en el Congreso”, explicó.

Las notas reversales N° 6/2014 y N° 2/2017 fueron firmadas por Horacio Cartes con los sucesivos mandatarios de Argentina: Cristina Fernández de kirchner y, luego, Mauricio Macri, respectivamente.

Así Paraguay reconoce que la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) tiene una deuda con el país argentino de 4.085 millones de dólares, la cual nuestro país deberá pagar el 50%, en 30 años. Entretanto, no hay documentos que avalen esta supuesta deuda.

Por otra parte, se da vía libre a la construcción de una central o brazo hidroeléctrico en Aña Cuá, que costará aproximadamente US$ 600 millones a la EBY, lo cual el Paraguay no necesita puesto que actualmente solo consume el 6% de la energía y Argentina se queda con el 94% restante, aunque en teoría el 50% corresponde a nuestro país.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD