Nunca antes se habló de ejecución

El fiscal general del Estado dijo que es la primera vez que el EPP habla de ejecución de manera abierta como parte de un posible “canje” a cambio de la vida de uno de los secuestrados. Esto es algo “inadmisible e intolerable”, dijo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IUUO6DBR55F6JHUZGRAOPMKD7Q.jpg

Javier Díaz Verón, fiscal general del Estado, aclaró que el canje que propone supuestamente el EPP en una carta dada a conocer ayer es algo que ni siquiera se contempla en la legislación paraguaya ni en un estado de derecho. Además, si se llega a considerar esa posibilidad, “el Estado se mostraría muy débil”, dijo.

No obstante, el Gobierno sí ofrece algo a los miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP): la posibilidad de que se sometan a un juicio justo. “Ofrecemos la posibilidad de que se sometan a la justicia (…) Preservaremos un juicio justo conforme a la ley”, manifestó en entrevista con Radio Canal 100.

Con respecto a la amenaza de asesinar al suboficial Edelio Morínigo, desaparecido desde hace meses, dijo que “es preocupante” que el condicionamiento esté relacionado con la vida de alguien, lo cual demuestra que “para ellos la vida de una persona humana no importa”. La carta indica que el agente policial sería ejecutado si antes del 14 de octubre no se pone en libertad al menos a la mitad de los miembros del EPP que actualmente están recluidos. Díaz Verón dijo que son más de seis los “epepistas” detenidos. Resaltó que los condenados soportan la pena máxima, por lo que su eventual liberación iría en contra de la ley vigente.

PUBLICIDAD

“Está en manos de los organismos del Estado recuperar con vida a estas personas. Acompañamos a las fuerzas operativas en el Norte. Recuperar a estas personas es el deseo ferviente que tenemos”, manifestó el fiscal general. Prometió que se “seguirá trabajando en el marco de la ley” y causando “el menor daño a la sociedad paraguaya”.

La carta a la que se refirió apareció ayer, en las inmediaciones de la casa de la familia del suboficial secuestrado por el EPP, Edelio Morínigo (25). En la misiva, el grupo armado pide nuevamente la liberación de miembros de la banda, emplazando al Gobierno. De lo contrario, el agente de policía sería ejecutado, asegura el texto. No menciona a Arlan Fick (16), otro de los secuestrados por el grupo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD