Prófugos de caso Cecilia llegarían en unos días

El gobierno paraguayo espera que la próxima semana el gobierno de Brasil ya entregue a Lorenzo González Martínez y Óscar Benítez, prófugos por el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, en 2005. La Procuraduría brasileña avaló la extradicción inmediata.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UYA2YEQXJNGANMO2V65ONVSJYA.jpg

“El refugio ya fue rechazado por la autoridad pertinente y, bueno, a partir de este momento se tiene que dar cumplimiento a la decisión jurisdiccional que es la entrega. Se están acordando los mecanismos operativos de la entrega", informó a ABC Cardinal el ministro del Interior y vocero político del Gobierno, Juan Ernesto Villamayor.

Ayer se dio a conocer que el gobierno de Brasil dio vía libre para la extradición inmediata de los paraguayos Lorenzo González Martínez y Óscar Benítez, sospechosos del secuestro y asesinato en 2005 de Cecilia Cubas, hija del expresidente Raúl Cubas (1998-1999).

PUBLICIDAD

"(El operativo de seguridad) se puede resolver en el transcurso de este fin de semana. Y nosotros podríamos ya la semana siguiente tenerlos en territorio paraguayo", agregó también Villamayor.

Ambos fueron arrestados en Brasil en noviembre de 2017. Un mes después, su extradición fue solicitada por el gobierno de Paraguay y se autorizó un año después. Pero el proceso fue paralizado debido a una solicitud de refugio, que finalmente fue rechazada por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública brasilero, informó la agencia de noticias EFE.

El crimen contra Cecilia Cubas fue atribuido a un grupo criminal del que posteriormente surgió el autodenominado EPP. Martínez y Benítez son sindicados como dirigentes de la organización delictiva.

Cecilia Cubas tenía 31 años cuando fue secuestrada el 21 de septiembre de 2004 cerca de su residencia en San Lorenzo, un municipio cercano a Asunción, por un grupo armado que interceptó a tiros su vehículo.

El cadáver de la mujer fue hallado cinco meses después, en una fosa cavada en una vivienda de Ñemby, y después de que su familia pagara US$ 300.000 por su liberación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD