Paraguay retira a su embajador de Caracas

El gobierno paraguayo dispuso el retiro de su embajador en Venezuela; y declaró persona no grata al embajador de Venezuela en Paraguay.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LFCSJGN3GBDFXEUJ2F6MLY2RAM.jpg

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó a través de un comunicado que ante las graves evidencias de intervención por parte de funcionarios de la República Bolivariana de Venezuela en asuntos internos de la República del Paraguay, el Gobierno paraguayo dispuso el retiro de su embajador acreditado ante el Gobierno venezolano.

Asimismo, el texto aclara que conforme a lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, el Estado Paraguayo ha declarado persona no grata al Embajador de Venezuela en el Paraguay, Don José F. Javier Arrúe De Pablo.

El texto señala que debido a que el Embajador Arrúe De Pablo no se encuentra actualmente en el país, es innecesario fijar un plazo para que lo abandone. La medida dispuesta tiene efecto inmediato.

La ministra de Defensa, María Liz García, presentó un video en el cual -según las autoridades- se prueba que el canciller venezolano, Nicolás Maduro, se reunió con jefes militares para intentar un levantamiento a favor de Lugo. 

Los mandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay acordaron en la cumbre del Mercosur celebrada en la ciudad argentina de Mendoza suspender “temporalmente” a Paraguay del bloque hasta que lleve a cabo sus elecciones presidenciales, en abril de 2013, luego de la destitución de Fernando Lugo a través de un juicio político. Inmediatamente, decidieron el ingreso de Venezuela al bloque.

Primeramente, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, decidió retirar a su embajador de Paraguay y aseguró que cesará “a partir de este instante” el suministro de petróleo a ese país en rechazo a la destitución del presidente Fernando Lugo, que calificó de “golpe de Estado”.

Posteriormente, el titular de Petropar, Sergio Escobar, anunció que la petrolera estatal venezolana PDVSA no cortará sus envíos de combustible a Paraguay, como lo había anunciado Chávez.