Recordarán 40 años de muerte de monseñor Bogarín

SAN JUAN BAUTISTA. La Diócesis de San Juan Bautista de las Misiones, y los sanjuaninos residentes en Asunción, y la Catedral de esta ciudad recordarán los 40 años de fallecimiento del primer obispo monseñor Ramón Pastor Bogarín.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/G7OON57VCFHM7LDDXIJMKRE434.jpg

Un extenso programa se desarrollará en esta ciudad, el sábado 3 de septiembre, aniversario de la muerte de quien fuera primer obispo de Misiones y Ñeembucú, monseñor Ramón Pastor Bogarín Argaña.

Uno de los miembros del Centro Sanjuanino de Residentes en Asunción, Narciso Morinigo Leiva informó que vendrán varias delegaciones a participar de las actividades en homenaje al primer obispo.

Monseñor Bogarín Argaña falleció el 3 de septiembre de 1976, a causa de un infarto global agudo, según el diagnostico médico. Era el año de la cruenta represión stronista a las Ligas Agrarias Cristianas. El obispo como pastor y guía de los feligreses sufrió y acompañó el padecimiento de los torturados.

El programa central por los 40 años, comenzará a las 8:00 con la transmisión en directo de las actividades, desde la plaza Mariscal Estigarribia, a través de Radio San Roque González de Santa Cruz 570 AM y Radio Mons. Bogarín, 88,1 FM.

A las 9:00 será concelebrada una misa, presidida por el obispo diocesano monseñor Mario Melanio Medina, en la Catedral de San Juan Bautista.

A las 12:00, los fieles locales y visitantes participarán de un almuerzo y peña folclórica en la plaza Mariscal Estigarribia. A las 19:00, en el auditorio Agustín Barrios, se llevará a cabo el recital artístico cultural “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, a cargo de la profesora Mirna Montalto.

Monseñor Bogarín Argaña fue el primer obispo de la Diócesis de Misiones y Ñeembucú. Ejerció su labor pastoral desde 1957 hasta su fallecimiento el 3 de septiembre de 1976.

Bogarín tuvo destacada participación en la formación de líderes de la Juventud Obrera Católica (JOC), en la Acción Católica, en la catequésis y la formación de las Ligas Agrarias Cristianas, en las Misiones.

Fue una de las figuras prominentes, con activa participación en el Concilio Vaticano Segundo (años 1962 a 1965). En su Diócesis se dedicó de lleno a la labor pastoral, en la formación humana y cristiana. Como guía y pastor asumió una férrea defensa de los derechos humanos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.