Tañarandy volvió a brillar

SAN IGNACIO. La religiosidad popular, el arte y la tradición se conjugaron en Tañarandy, distrito de San Ignacio, Misiones. Miles de personas, pobladores y turistas de distintos puntos del país y del exterior visitaron la Barraca este viernes.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/G7FTTFMJTRGM5FLY2AB3FBCBOY.jpg

Luces, antorchas y las obras de arte ofrecieron el marco ideal para revalorizar la creencia popular de la gente. Las estatuas vivientes interpretada por unos 60 artistas pusieron en escena la pasión y muerte de Jesucristo, en distintos pasajes.

La presentación se realizó en el centro de una laguna de la Barraca, situada a la entrada de Tañarandy. El retablo adornado con imágenes de santos, rosarios, estampas y artesanías de cerámicas tuvo como centro a la Virgen de Caacupé, la milagrosa madre de Jesús que ha ganado el corazón del pueblo paraguayo.

Como todos los años, en cada viernes santo, Tañarandy es el centro de la religiosidad popular. Fue una noche mágica, impregnada de diferentes matices como la procesión de la Dolorosa, por el Yvaga Rape, acompañada por los estacioneros y sus cánticos lastimeros.

PUBLICIDAD

La procesión comenzó en la capilla de Tañarandy y culminó en la Barraca. A las 18:00 se prendieron las luminarias de unos 20.000 candiles y antorchas.

A la Dolorosa acompañaron miles de peregrinos que se llegaron hasta San Ignacio para ver la obra de devoción popular.

En la Barraca fueron presentadas las siguientes obras: el descendimiento de Cristo de la cruz y el encuentro con su madre María; “El expolio de Cristo” de El Greco y la “Última cena” de Salvador Dalí. Al final fue presentado la “Última cena” de Leonardo Da Vinci, como obra complementaria.

Actuaron artistas del Instituto de Bellas Artes, el grupo de Teatro Jakairá y el Teatro el Molino de San Ignacio. También participó el coro Artamendi de Encarnación.

Con el encendido de las luces se realizó la presentación del retablo de Tañarandy, interín la cantante ignaciana Marisol Rodas interpretó la canción “Tupasy Caacupé”, acompañada del guitarrista José Gómez Goiburú.

Al final de la obra el artista Koki Ruiz agradeció a las personas e instituciones que apoyaron la actividad en Tañarandy, como al Instituto Paraguayo de Artesanía (IPA) a su hija Macarena Ruiz y los artesanos que le acompañaron en la preparación del retablo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD