La angustia de los errores puede superarse con sencillas técnicas

¿Se te cayó plata de los bolsillos o te fue mal en algún examen? Los errores forman parte de la vida cotidiana, pero no siempre sabemos cómo lidiar con ellos. Conocé algunas técnicas para superarlos y dejar atrás las angustias que las fallas nos generan.

Desde extraviar objetos personales, hasta meter la pata con un comentario innecesario, las faltas representan una característica de los seres humanos.
Desde extraviar objetos personales, hasta meter la pata con un comentario innecesario, las faltas representan una característica de los seres humanos.Imagen extraída de la web

¿Alguna vez olvidaste hacer una tarea para el colegio u obtuviste una mala calificación en un examen? Así pues, desde extraviar objetos personales, hasta meter la pata con un comentario innecesario, las faltas representan una característica de los seres humanos.

Por otro lado, situaciones más complejas como optar por la carrera profesional incorrecta o confundir un limón con tu media naranja constituyen obstáculos que se nos presentan en el camino. Asimismo, escoger el ámbito laboral equivocado o confiar en quien no debías representan situaciones que te atormentan y no te permiten ver la luz al final del túnel. Entonces, ¿qué tanto nos afectan los desaciertos?

"Queremos que nos vean como personas consistentes; por ende, reconocer que una decisión importante fue una equivocación, destroza esa imagen. Aquí nuestro cerebro trabaja contra el cambio en varios niveles y aumenta la dificultad de corregir un error importante en la vida”, reveló un estudio realizado por Desicion Lab, centro de investigación de diseño conductual de EE.UU. De igual forma, según un artículo publicado por The New York Times, la vergüenza y el golpe a la autoestima que se producen, si no analizamos correctamente una falla, pueden incluso parecerse a un dolor físico.

PUBLICIDAD

Varios especialistas se han abocado a elaborar estrategias para ayudarnos a enfrentar las piedras que encontramos en el camino de la vida. Por el ejemplo, según Desicion Lab, ser honesto y crítico con uno mismo se convierte en el primer paso que debemos seguir ante un desacierto; asimismo, la segunda recomendación se vuelve aún más complicada, pues debemos asimilar el error, sin causar un daño a nuestra autoestima.

Por otro lado, el psicólogo Marty Nemko menciona que la salida a una equivocación no representa un cambio gigantesco o una decisión enorme ni alguna determinación espontánea que cambie completamente el rumbo de nuestra vida. Los “pasitos de bajo riesgo” constituyen la respuesta a nuestro desacierto, pues esta actitud nos permitirá marcar la diferencia.

“El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada”, expresa la frase del conocido escritor alemán Goethe. Así pues, cometer alguna equivocación no representa el fin del mundo, pues esta falla puede convertirse en un libro de enseñanzas y brindarte el boleto hacia el éxito.

Por Rebeca Vázquez (18 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD