Familia o amigos, ¿con quiénes preferís recibir el año 2020?

Estás con tu familia, esperando las 12 y, apenas suenan las primeras bombas, ya vas en camino a juntarte con tus amigos. Celebrar la llegada del Año Nuevo parece ser un evento exclusivamente familiar, pero el paso del tiempo modificó algunas costumbres.

Cada 31 de diciembre, familias de nuestro país se reúnen para esperar el inicio de un nuevo año; la cena está preparada, la casa decorada y la sidra llenando las copas.
Cada 31 de diciembre, familias de nuestro país se reúnen para esperar el inicio de un nuevo año; la cena está preparada, la casa decorada y la sidra llenando las copas.ABC Color

Cada 31 de diciembre, familias de nuestro país se reúnen para esperar el inicio de un nuevo año; la cena está preparada, la casa decorada y la sidra llenando las copas. Para los padres es muy importante tener un nuevo comienzo con la compañía de los hijos; sin embargo, estos, en su mayoría, quieren salir a encontrarse con sus compañeros y amigos.

Los establecimientos de diversión juvenil, ya sean boliches o bares, toman los recaudos y organizan fiestas de año nuevo con semanas de anticipación. Varios clientes confirman presencia y se preparan en grupos para salir a divertirse la noche en la que llega un nuevo año.

Organizar encuentros en casas o quintas es una de las actividades favoritas de los jóvenes, porque un festejo que reúna a tus mejores amigos nunca puede ser aburrido. Como todo evento turístico, Encarnación y San Bernardino son los puntos en los que la diversión, antes y después de año nuevo, está asegurada. Fiestas preparadas en dichas zonas existen con el propósito de esperar hasta las doce horas para celebrar todos juntos el 1 de enero, bailando y cantando las músicas del momento.

Varios jóvenes se adelantan y van a nuestros famosos lugares turísticos o al interior del país a pasar el día entero hasta que llegue la hora de los festejos; también aprovechan para refrescarse y escapar del calor. El día previo al año nuevo se transforma en unas pequeñas vacaciones que muchos aprovechan al máximo.

PUBLICIDAD

Obviamente, también se encuentran los jóvenes que no tienen ganas de salir y prefieren quedarse a pasar la noche con su familia, pero estos casos son cada vez más esporádicos. En algunas casas, se acostumbra realizar promesas o proponerse metas que cumplir en el año que se asoma; en otras, se rememoran los mejores momentos que regaló el año que se va.

Es muy necesario darle un poco más de importancia a la familia en estas épocas de celebración, sobre todo porque la comunicación es cada día menor entre padres e hijos. Sin embargo, puede haber tiempo para compartir con los amigos luego de cumplir en la casa. ¿Vos ya decidiste qué vas a hacer en Año Nuevo?

Por Diego Benítez (19 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD