¡Cuidado con ser flojo! Los malos hábitos pueden dañar tu estilo de vida

Levantarse tarde, dormir poco o dejar todo para última hora son algunos de los malos hábitos que realizamos frecuentemente. Estas acciones pueden darnos la llave al fracaso en el futuro; por eso, es importante cambiar nuestra rutina.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/I4PQYEGIQFHX3AK7XM3K5DBVZI.jpg

Existen varios jóvenes que se acostumbran a una vida simple, creando así una rutina de malos hábitos; esto en gran parte se debe a la comodidad que nos ofrecen los avances tecnológicos como, por ejemplo, hoy día ya no hace falta levantarse del sofá para cambiar el canal de la televisión, porque el control remoto realiza todo el trabajo y, de paso, nos evita el esfuerzo. De esa forma, el sedentarismo va creciendo a la par que avanzan los inventos. Estas acciones pueden ocasionar el riesgo de padecer alguna enfermedad física.

Existen muchos hábitos negativos que realizamos diariamente, incluso en nuestros colegios practicamos estas malas costumbres; una de ellas es empezar a estudiar uno o dos días antes de un examen, de esa manera obtenemos bajos puntajes.

El estilo de actividad que vamos creando cada vez se vuelve más preocupante, especialmente para los jóvenes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 80% de los adolescentes no se mantienen lo suficientemente activos, por lo que es recomendable cambiar la manera de vida que llevamos para sentirnos bien psicológica y físicamente.

Para eliminar esas costumbres, se requiere fuerza de voluntad y las ganas de querer cambiar; dejemos de esperar que todo se nos caiga del cielo, es hora de levantarnos de la cama un poco más temprano y empezar a realizar buenas acciones. ¡Ojo!, siempre tenemos algo que hacer, ya sea asear el dormitorio, salir a caminar, leer un libro o terminar las tareas del cole.

No vivas solo por vivir, cargá tus pilas al cien por ciento y excluí de tu rutina los hábitos dañinos que en un futuro pueden llevarte a ser una persona que no aporte a la sociedad. Empecemos a utilizar nuestra energía en actividades beneficiosas; no esperemos a que llegue el lunes para intentar cambiar, da hoy el puntapié inicial para disfrutar una buena calidad de vida.

Por Ezequiel Alegre (16 años)

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05