Dormir cuando llueve, pequeño placer que te da la vida

Oís las gotas caer al suelo y el tintineo del agua que impacta en el techo; de a poco, notás cómo tu cuerpo se relaja. El efecto de la lluvia produce que te entren ganas de acostarte en la cama, con una taza de café y un buen libro.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WFJ66V4T45GWHILZ3YTW4DGI5A.jpg

Los días de lluvia solo dan ganas de dormir con una frazada que te cubra hasta el cuello y dejar de lado las obligaciones diarias. Resulta que esa sensación de tranquilidad y un poco de sueño es totalmente normal.

Según explicaron algunos científicos, el sol hace que se deje de producir la hormona encargada del sueño: melatonina. Es por eso que, si te despertás y está nublado, tu cuerpo probablemente no se active completamente. Por otro lado, la serotonina, el neurotransmisor encargado del bienestar y la felicidad del ser humano, se reduce en los días grises.

El aumento de la serotonina y la disminución de la melatonina en los días soleados ayudan a estar más felices, vitales y energéticos. Los días de lluvia, por el contrario, están relacionados con el recogimiento, la somnolencia y la falta de energía.

PUBLICIDAD

El sonido repetitivo de las gotas lluvia hace que las personas se sientan más relajadas y puedan dormir mejor. Expertos en musicoterapia han analizado los efectos que producen esas melodías en nuestro organismo y dicen que escuchar el tintineo del agua aporta momentos relajantes y placenteros. Estos especialistas utilizan la terapia con pacientes que no pueden conciliar el sueño.

El olor a tierra mojada después de la lluvia es igual de relajante; este aroma se debe a la mezcla del agua de los aceites de los árboles con la geosmina, sustancia producida por las bacterias que habitan el suelo.

La lluvia, sea de día o de noche, influye significativamente en el estado de ánimo de las personas y da la sensación de que el tiempo corre más lento. El sonido relajante de las gotas sobre el techo, paraguas o simplemente observar la lluvia por la ventana hace que la actividad cerebral disminuya, mejorando la calidad del sueño.

PUBLICIDAD

Estas son las razones por las que cada vez que cae agua de las nubes, automáticamente, buscás cualquier excusa para no salir de casa, detener tu vida por unos segundos y olvidarte de la agobiante rutina. Lamentablemente, la recomendación de reposo por días de lluvia no puede aparecer en un certificado médico.

Por Romina Ferreira (18 años)

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD