Internet nos vuelve zombis. ¿Ya no tenés familia ni amigos?

Un esperado reencuentro con tus compañeros, pero todos están pegados a sus celulares y nadie presta atención a los demás. Esta permanente dependencia del móvil puede causar daños a la salud y el distanciamiento con la familia y amigos.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

Actualmente, las redes sociales se hallan presentes en nuestro día a día y sin ellas ya no sabemos qué hacer. Todo el tiempo estamos metidos en alguna página web a través de internet, ya sea cuando miramos Facebook, chateamos o realizamos videollamadas para estar conectados con nuestros amigos.

Todas estas acciones se volvieron una costumbre para nosotros, pero pueden afectar nuestra salud cuando nos excedemos en la utilización de internet. Según la Academia China de Ciencias, el apego permanente a los celulares ocasiona graves daños cerebrales en los adolescentes, comparables a los que producen el consumo de alcohol y la cocaína.

Así también, tal hábito causa la deficiencia de comunicación entre los integrantes de la familia y los amigos, ya que los jóvenes están sumidos en el control de sus teléfonos y dejan de lado las salidas. Según un estudio llevado a cabo por el joven Shim Soo, de la Universidad del Sur de Illinois, Estados Unidos, algunos adolescentes pueden usar internet como una forma de escapar del mundo real y evitar el contacto personal con los demás.

Los jóvenes piensan que han conocido nuevas personas en el mundo virtual, con sus mismos ideales, pero no son conscientes de que podría ser una cuenta falsa con intenciones ocultas. Están expuestos constantemente a este tipo de hechos cuando chatean con una persona desconocida. A través de chats con esta gente, pueden estar en peligro de sufrir cualquier amenaza o intimidación.

El tener acceso a todo tipo de páginas a través de internet es una ventaja y desventaja a la vez, dependiendo de cómo la utilices, porque pueden acceder a contenidos pornográficos y verse acorralados por los acosadores. No están conscientes de la mentalidad obscena que puede llegar a tener un adulto por el hecho de que un joven suba una foto o inicie una conversación con un desconocido.

Dentro de muy poco, nos volveremos todos nomofóbicos (temor a salir del hogar sin el celular), ya que tendremos miedo de salir de nuestras casas sin nuestros teléfonos móviles. Son varios los efectos que acarrea el estar conectado a internet todo el tiempo, pero lo peor es que cada vez nos volvemos más dependientes del aparatito portátil.

La única solución posible es que te dediques a alejarte un poco de internet para tener una vida social y volver a compartir el tiempo con tus familiares y amigos. Volvé a estar en línea cuando en serio necesites algo que valga la pena y no para poner en riesgo tu salud física y mental.

Por Yanina Sosa (16 años)

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...