Operativo verano: urgente, necesito una dieta para bajar tres kilos por día

Tener lonjitas y que te inviten a piletear es lo peor del mundo, pues cuando uses bikini, los rollitos saldrán a la luz. Varias chicas, al querer el cuerpo perfecto, caen en métodos nada saludables como consumir un solo alimento en todo el día.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JRL4ADGHWVBVXKUJHJDUURYPJI.jpg

La preocupación al darte cuenta de que la blusita que te compraste el verano pasado te queda súper ajustada es cada vez mayor cuando los rayos del sol se vuelven más sofocantes. La temperatura sube y los abrigos vuelven al ropero junto a la naftalina. El cambio de clima no parece ser un problema hasta que, al probarte el bikini, te das cuenta de que los rollitos están a la vista de todos.

Observar las consecuencias por haberte comido tantas pastafrolas en el invierno es desesperante, ya que, sin dar tantas vueltas, superás la silueta de Homero Simpson. Incluso, en el caso de que estés en un barco y este se hunda, vos ni siquiera debés preocuparte ya que te mantendrás a flote gracias al salvavidas que “lucís”.

La desesperación al contemplar el cambio en tu cuerpo sube y, si recibís una invitación para ir a piletear con tus amigos, es capaz que te dé hasta un ataque al corazón.

Entonces, para obtener el deseado cuerpo perfecto comenzás a indagar qué medidas tomar. Es en esta situación en la que varias chicas caen a veces en métodos nada saludables, como ir a “matarse” en el gym y tener una dieta que no sea acorde a una misma o, peor, que consiguió en internet al poner en el buscador “cómo bajar tres kilos en un día”.

Dietas de la piña, banana, del limón o de la luna son las que, según la publicidad, sin mucho esfuerzo, hacen el milagro para que las chicas lleguen espléndidas al verano. Pero, la realidad es que las mujeres terminan sometiéndose a rutinas alimenticias exageradamente estrictas en las que deben comer un solo alimento varias veces al día o, incluso, hacer ayuno.

El resultado final no es duradero, pues las chicas se limitaron a muchas comidas. Entonces, en la primera oportunidad que tienen terminan con un atracón en el que, por poco, no se devoran todo lo que hay enfrente.

El secreto para tener un cuerpo sano y esbelto es cambiar de hábitos, dejar atrás el sedentarismo y comer saludable. Matarse en el gym y estar todo el día sin ingerir alimentos no es el camino correcto.

Para alcanzar tu objetivo, lo ideal sería dar un pequeño paso a diario y no pegar saltos tan bruscos para llegar más rápido a la meta, ya que al querer apurarte, podrías perder el equilibrio y caer.

Por Rocío Ríos (18 años)

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.