Fiscalía pide 40 años de cárcel para “Soldado Israelí” por el asesinato de un abogado en Yaguarón

YAGUARÓN. En juicio oral desarrollado en la Circunscripción Judicial de Paraguarí, el Ministerio Público, solicitó al Tribunal de Sentencia la aplicación de la pena máxima de 30 años, más medidas de seguridad de 10 años, contra Agustín Ramón Martínez Martínez más conocido como “Soldado Israelí” acusado por homicidio doloso del abogado Lucio Nicolás Cardozo. Los restos del abogado fueron encontrados el 23 de mayo del 2018, calcinados y enterrados en una fosa en la propiedad de los ex suegro del procesado.

Piden 40 años de prisión para "Soldado Israelí" por el asesinato de un abogado en Yaguarón
Piden 40 años de prisión para "Soldado Israelí" por el asesinato de un abogado en Yaguarónabc color

En representación del Ministerio Público de Paraguarí, los fiscales Alfredo Ramos Manzur y Mercedes Vera, presentaron a los miembros del Tribunal de Sentencia las pruebas producidas durante el juicio oral y público y aseguran con certeza positiva la responsabilidad del Martínez Martínez en la perpetración del hecho de homicidio doloso del abogado Cardozo.

El juicio oral y público lleva dos semanas de su desarrollo en la Circunscripción Judicial de Paraguarí, fueron convocados unos 26 testigos, entre policías, forenses del Ministerio Público, testigos del hecho, para brindar declaración sobre el asesinato del abogado Cardozo, cuyo cuerpo fue cercenado, calcinado y enterrado en una fosa, propiedad de Arnaldo Llorens, ex suegro de “Soldado Israelí”.

El Tribunal está integrado por su presidente Gerardo Ruiz Diaz y los miembros Hugo Ríos e Hilario Bustos, quienes mañana darán a conocer la sentencia sobre esta causa. Durante el juicio Martínez Martínez mencionó porqué no se investigó a quienes le habían pedido el trabajo de ejecutar al abogado.

En todo momento Martínez Martínez negó ser el autor del hecho pero, el fue quien había indicado a los intervinientes dónde fue enterrado el cuerpo del abogado.

Había ensayado la versión que fue contratado solo para sacar de su casa al abogado, quien residía en Fernando de la Mora y que por ese monto le iban a pagar. Pero que cuando estaban por llegar cerca de Yaguarón, fueron interceptados por una camioneta, que justo les llevó en la propiedad de su ex suegro Llorens.

El GPS de la camioneta fue crucial

La esposa del fallecido, Lurdes Aveiro durante el juicio manifestó que conocieron a Martínez Martínez, quien llegó al negocio como cliente y en un momento dado consultó a la mujer si su esposo es abogado penalista porque tenía un trabajo sobre abigeato.

La esposa manifestó que su esposo había salido casi a la media noche y en horas de la mañana revisó el GPS de la camioneta que tenía conectado a su teléfono y observó que vehículo de su esposo quedó estacionado unas tres horas en Yaguarón.

Ante dicha situación llamó insistentemente a su marido y no le respondió, daba apagado sus dos celulares. En horas de la tarde vio nuevamente que la camioneta estaba en la zona de Caazapá y ahí llamó a Martínez Martínez quien le contestó. Este le dijo que se bajó en Coronel Bogado y que su esposo se había ido a Encarnación, que estaba en un lugar donde no había buena señal, pero que insista para hablar más tarde.

Como en horas de la noche no logró contactar con su esposo y a través del GPS vio que la camioneta estaba en el barrio San Pablo en el domicilio de Martínez Martínez, llegó hasta el lugar con los efectivos policiales donde ya se procedió a la detención del “Soldado israelí”.

Martínez tiene en su haber otro triple homicidio que ocurrió en el 2009, en la compañía Isla Alta, de Ybycuí, departamento de Paraguarí. En la ocasión, habían muertos incinerados el ex concejal municipal de Carapeguá, Ricardo Cabello y sus peones Hilario Marecos y Alberto Medina. Asimismo, se le atribuye otro hecho que ocurrió en similares circunstancias en el departamento de Misiones.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.