Murió de un infarto en el Buen Pastor al enterarse del asesinato de uno de sus hijos

Una reclusa del Buen Pastor murió de un infarto al enterarse del fallecimiento de su hijo, producido a su vez en el Hospital de Trauma, 48 horas después de que fue macheteado en la cabeza en una gresca que se desató en Tobatí, tras las elecciones generales, y en la que también hubo un muerto. Los órganos de una de las víctimas favorecieron a varios pacientes.

Ramón Sebastián Notario Aquino, asesinado en Tobatí. Richard Gustavo Amarilla Morel, muerto en el hospital. Cecilia Morel Ortiz, fallecida en la cárcel del Buen Pastor.
Ramón Sebastián Notario Aquino, asesinado en Tobatí. Richard Gustavo Amarilla Morel, muerto en el hospital. Cecilia Morel Ortiz, fallecida en la cárcel del Buen Pastor.

Cargando...

La trágica historia se originó en los primeros minutos del lunes 1 de mayo en la ciudad de Tobatí, departamento de Cordillera, donde una multitud estaba celebrando la victoria del Partido Colorado en las elecciones generales.

En un momento dado, se desató una gresca cerca de una estación de servicios porque aparentemente un joven estaba molestando a otros con el sonido del roncador de su moto.

El motociclista molestoso resultó ser Ramón Sebastián Notario Aquino, de 19 años, quien se encontraba en el lugar con su novia y otros amigos.

Ramón Sebastián Notario Aquino supuestamente fue recriminado por otro grupo de tobateños, lo que desató una pelea en la que el motociclista macheteó en la cabeza a Richard Gustavo Amarilla Morel, de 27 años, quien entre 2013 y 2020 estuvo preso por asalto.

Richard cayó prácticamente muerto en el lugar

Richard cayó prácticamente muerto en el lugar, por lo que sus amigos persiguieron al agresor, Ramón Sebastián Notario Aquino, quien a su vez fue alcanzado a tres cuadras de distancia, en una plaza, fue garroteado hasta morir y con un pedazo de concreto de 10 kilos lo golpearon, incluso le dejaron sobre la cara.

Richard, por su lado, fue auxiliado en estado grave y finalmente también murió el miércoles de mañana en el Hospital de Trauma de Asunción.

La desgracia fue aún mayor cuando su madre, Cecilia Morel Ortiz, de 62 años, quien desde 2017 cumple una condena de 10 años por narcotráfico, sufrió el miércoles a la tarde un infarto en la cárcel del Buen Pastor justo cuando estaba gestionando el permiso para ir al velatorio de su hijo en Tobatí.

Lea más: Desbaratan red de traficantes en Tobatí

De este modo, esta historia dejó tres fallecidos, uno ya en Tobatí, otro en el Hospital de Trauma y otra en el penal de Mujeres.

Los órganos de Richard Gustavo Amarilla Morel fueron donados y varios pacientes fueron favorecidos con los trasplantes, por ejemplo, de sus riñones.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...