Fiscal Lezcano hizo la vista gorda a pedidos claves de investigadores

Lorenzo Lezcano, fiscal de la unidad contra el crimen organizado y exministro del Interior e Inteligencia durante el gobierno de Horacio Cartes, recibió -en forma oficial- el 4 de mayo de 2021 el primer documento del Comando Tripartito sobre el informe reservado recibido por el Uruguay sobre Sebastián Marset (prófugo). En el documento se habla de pedido de cooperación de la Dirección General de Represión contra el Tráfico ilícito de Drogas de la República del Uruguay, sobre la supuesta existencia de una especie de clan familiar que se dedica al envío de grandes remesas de drogas al mercado europeo y países vecinos.

Lorenzo Lezcano, fiscal de la unidad contra el crimen organizado que manejaba datos sobre la red.
Lorenzo Lezcano, fiscal de la unidad contra el crimen organizado que manejaba datos sobre la red.Jorge Cañete, ABC Color

Un día después, el 5 de mayo de 2021, Lezcano envió una nota en la cual informaba la apertura de una causa y solicitaba la asignación de personal competente al Comando Tripartito para realizar las pesquisas. Situación que aparentemente se cumplió, según evidencian los reportes enviados a partir de entonces (ver infografía).

Pocas respuestas

La cronología sobre los informes adjuntados en el marco de la operación Smart evidencia que el Comando Tripartito presentaba los avances investigativos en forma continua hasta el 2 de agosto de 2021. En todos se sugería a la representación fiscal, en este caso Lorenzo Lezcano, realizar diligencias para poder profundizar las investigaciones sobre la supuesta estructura criminal en la cual ya aparecían Marset (prófugo), Mauricio Schuartzman (asesinado en setiembre de ese año), Miguel “Tío Rico” Insfrán (prófugo), Alberto Koube (preso), entre otros.

Lo grave es que, según la documentación en poder de ABC, existían muy pocas respuestas del fiscal Lezcano a las sugerencias de los investigadores. Uno de los pocos documentos existentes dentro de la carpeta de la operación Smart y remitidos por el agente al Comando Tripartito tiene fecha 22 de junio de 2021 y corresponde a la respuesta de una empresa de telefonía.

CCTV, dos meses antes de crimen

El 1 de julio de 2021 el Comando Tripartito remite al fiscal Lezcano nuevamente sus avances investigativos. En ese informe hacen un resumen del trabajo de inteligencia consistente en identificación de inmuebles y seguimiento a varios de los miembros de la supuesta red criminal, entre ellos el asesinado Mauricio Schuartzman, Miguel Insfrán, Sebastián Marset y Alberto Koube.

A partir de la tarea de campo, la policía sugirió al fiscal Lezcano librar oficios a instituciones varias, entre ellas a “la Dirección del Sistema de 911, dependiente del Ministerio del Interior, a los efectos de solicitar imágenes de archivo de CCTV del sistema de vídeo vigilancia de las cámaras del 911, ubicada sobre la calle Concordia e/ San Agustín, del barrio Jara de Asunción, correspondiente al 25 y 26 de mayo del año 2021, desde las 07:00 horas hasta las 18:00 hs” (sic).

Coincidentemente, esa zona corresponde a la residencia de Alberto y Schuartzman, este último, asesinado dos meses después frente a su casa, el 12 de setiembre de 2021.

Además de las copias de CCTV, se le solicitaba al fiscal la interceptación de llamadas entrantes y salientes de tres números telefónicos.

Llamativamente, las respuestas a estos pedidos no están dentro de la documentación en poder de ABC y que forman parte de la tarea investigativa en el marco de la operación Smart.

Peticiones siguieron en agosto

El 2 de agosto de 2021, el Comando Tripartito remitió otro informe de avance investigativo sobre la supuesta red criminal. En ese documento ya se hablaba de la salida de Sebastián Marset junto a toda su familia, a partir de reportes de la Dirección Nacional de Migraciones.

Marset logró salir del país por el aeropuerto Silvio Pettirossi rumbo a Brasil, para luego partir a Emiratos Árabes (Dubái), donde cae preso el 10 de setiembre de 2021 por tener un pasaporte paraguayo falso.

En esa ocasión, los investigadores solicitaron al fiscal Lorenzo Lezcano librar una serie de oficios en carácter urgente a la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) y la empresa aérea para conocer los detalles sobre el viaje de Marset y su familia.

¿Se hicieron o no?

El fiscal Lorenzo Lezcano conversó con ABC en cuatro ocasiones en las cuales surgieron varias contradicciones sobre su intervención en esta causa. En un primer contacto, el agente dijo que el proceso investigativo se desinfló cuando el “principal objetivo”, en este caso Sebastián Marset había salido del país.

Lezcano dijo que tuvo la confirmación de esta salida recién luego de tomar estado público la detención de Sebastián Marset, el 28 de setiembre de 2021.

En la segunda comunicación, Lezcano ya dijo que la causa paró luego del asesinato de Mauricio Schuartzman –ocurrido el 12 de setiembre de 2021– y se enteró que había una investigación mucho más avanzada de la unidad antinarcóticos –haciendo referencia a la megaoperación A Ultranza Py– sobre Marset, Koube y otros.

En otro de los contactos con nuestro diario, Lezcano aseguró que las diligencias solicitadas por el Comando Tripartito se hicieron, pero, algunas “no permití que se haga porque ya sabía que podía desbaratar otra investigación” (sic), dijo.

Lo extraño es que, atendiendo a sus propias declaraciones, Lezcano tomó conocimiento de esas investigaciones en setiembre de 2021, mientras que los pedidos del Comando Tripartito fueron entre mayo y agosto de ese año.

¿Por qué seguía solicitando avance de las pesquisas?

Una cuestión seria evidenciada en los documentos de la operación Smart es que el fiscal Lorenzo Lezcano, según el mismo declaró a nuestro diario, paró el proceso investigativo por dos motivos diferentes, pero en ambos casos en setiembre del año pasado. Sin embargo, el agente aparece solicitando avance de las pesquisas al Comando Tripartito, el 22 de diciembre de 2021.

Ese mismo día, los investigadores responden a Lezcano con otra nota en la cual le informan que el 2 de agosto de 2021 le habían remitido la nota N° 045 por la cual se informaba sobre la salida de Sebastián Marset del país, el 7 de junio de 2021. Sin registrarse desde entonces su ingreso al territorio paraguayo.

Entonces, la policía le añade que, de acuerdo a fuentes abiertas, la última información era que Marset fue detenido en Emiratos Árabes (Dubái) en el setiembre de 2021, por presentar un pasaporte falso.

Para certificar

Lezcano en el primer contacto con ABC afirmó que dicho pedido lo hizo para “certificar si Sebastián Marset seguía o no en el país”.

Meses después de este pedido, en febrero de 2022, se activan las operaciones Turf y A Ultranza Py, donde figuran Sebastián Marset (prófugo), Koube, Lindomar Reges (prófugo), todos mencionados en los informes en manos del fiscal Lezcano.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.