asteroide

367738-01-02-optimized.jpg
Como nunca antes, un asteroide del tamaño de un camión pasará muy cerca de la Tierra, comunicó la NASA. (EFE/EPA)
Medio siglo de la fiesta planetaria. Hoy se conmemora el Día de la Tierra y en la víspera numerosos estudios muestran a la baja la contaminación con dióxido de nitrógeno en la atmósfera.
Una adolescente de Bolivia descubrió un asteroide y la NASA la felicitó.
Un asteroide clasificado como NEO, objetos próximos a la Tierra, y como PHA, potencialmente peligroso, vuelve a pasar “cerca” -en términos astronómicos- de la Tierra, pero todavía muy lejos para que exista peligro: su máxima aproximación será mañana a las 18:26 GMT, a una distancia de 2,3 millones de kilómetros.
Ilustración de la nave espacial DART de la NASA y del microsatélite LICIACube de la Agencia Espacial Italiana (ASI) antes del impacto en el sistema binario Didymos. DART es una "misión histórica que busca enseñarnos a desviar asteroides con un método relativamente sencillo y aplicable a asteroides de dimensiones que pensamos que podrían suponer un peligro a relativamente corto plazo", dice el investigador del Instituto de Ciencias del Espacio del español Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC). (EFE/NASA)
Dimorphos justo antes de que el Double Asteroid Redirection Test (DART) impactara contra el asteroide. Así lo vieron desde los cuarteles centrales de la NASA, como se ve a la izquierda de la foto, abajo.
La NASA intentará este lunes algo que nunca antes se había hecho: desviar la trayectoria de un asteroide estrellando contra él una nave kamikaze, en una prueba de “defensa planetaria” que debería permitir proteger mejor a la Tierra de una eventual amenaza futura.
Ilustración de cómo sería el choque de la nave kamikaze de la NASA con el asteroide, esta noche. (NASA/EFE/EPA)
Ilustración de la nave espacial DART de la NASA y del microsatélite LICIACube de la Agencia Espacial Italiana (ASI) antes del impacto en el sistema binario Didymos. DART es una "misión histórica que busca enseñarnos a desviar asteroides con un método relativamente sencillo y aplicable a asteroides de dimensiones que pensamos que podrían suponer un peligro a relativamente corto plazo", dice el investigador del Instituto de Ciencias del Espacio del español Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC).
El equipo que ha investigado las muestras del remoto asteroide Ryugu encontró agua carbonatada con sales y materia orgánica en su interior, un hallazgo que, dicen, apoyaría la hipótesis de que la vida llegó a nuestro planeta desde el espacio.