remodela

El presidente argentino Alberto Fernandez (i) ha visto distanciarse a su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner (d), de cuyo apoyo político depende.