Yuri Averbakh vs. Alexander Kotov, Zúrich 1953

Cargando...

Yuri Averbakh relata en su libro "Centre – Stage and Behind the Scenes" que cuando Alexander Alexandrovich Kotov (Tula, 12 de agosto de 1913 – Moscú, 8 de enero de 1981) se mudó de su ciudad natal a Moscú en 1934, tenía una fuerza modesta, y no mostraba grandes aptitudes, pero en espacio de uno o dos años se convirtió en maestro y luego en gran maestro.   

Kotov, además de recibirse de ingeniero en 1935, trabajó muy intensamente en la teoría y en los aspectos prácticos del ajedrez y "merecidamente se convirtió en uno de los maestros más fuertes del mundo", señala Averbakh.   

Sobre su capacidad de trabajo y tenacidad es reveladora la siguiente anécdota: El pianista Vladimirovich Yacob Flier (Orekhovo-Zuevo, Rusia, 21 de octubre de 1912 – Moscú, 18 de diciembre de 1977) fue un afamado maestro y concertista de piano ruso.   

Kotov y Flier eran muy amigos, el pianista le contó a Averbach que a veces Kotov y él, en su tiempo libre, competían en varios deportes y juegos, entonces tuvieron la idea de realizar un duelo multidisciplinario incluyendo póker, tenis, ping-pong, billares, damas, dominó, etc.; Flier propuso incluir el ajedrez, a lo que Kotov sonriendo le contestó: "En ese caso deberíamos incluir también en la competición el tocar el piano", lo que extrañó a Flier, pues él sí era ajedrecista, y en cambio creía que Kotov "si alguna vez había tocado el piano, habría sido con un solo dedo, una sola vez".   

Entonces mitad en serio y mitad en broma Flier le dijo a Kotov: "¡Si aprendes a tocar la sonata "Claro de Luna" de Beethoven, te consideraré como ganador!".   

No se vieron en dos meses, y el proyecto de duelo maratoniano quedó en el olvido, "pero la siguiente vez que Kotov vino a mi casa, fue hacia el piano, y ante mi estupor, empezó a tocar el primer movimiento de la sonata, muy decentemente", dijo Flier.   

Kotov fue luego también dirigente de la Federación Soviética de Ajedrez y un escritor de libros muy buenos, algunos sobre su admirado Alekhine y también revelando sus métodos de entrenamiento, especialmente "Piense como un Gran Maestro" ha sido importante en el progreso de muchos ajedrecistas.   

Kotov dio su gran paso adelante cuando en 1939 fue sub - campeón soviético en Leningrado, sólo superado por Botvinnik, luego fue Candidato al título mundial dos veces (1950 y 1953), campeón soviético en Moscú 1948 (junto con Bronstein), y se impuso en Venecia 1950; no obstante el mejor resultado de su carrera fue su triunfo en el Interzonal de Saltsjobaden, Suecia, en 1952, con 16½ sobre 20, sacando tres puntos de ventaja a los escoltas Petrosian y Taimanov.   

En su carrera se ganó el apodo de Robin Hood, porque con asombrosa frecuencia ganaba "a los ricos", es decir a los de más puntos, o los más fuertes y perdía con "los pobres"; esto sucedió por ejemplo en el Torneo de Candidatos de Zúrich de 1953, donde se jugó la partida que recordaremos hoy, y Kotov hizo el 50 %.   

Kotov derrotó allí al vencedor, el futuro campeón del mundo, Vassily Smyslov (que sólo perdió esa partida en las 30 rondas del torneo), y a uno de sus máximos rivales, el norteamericano Samuel Reshevsky, y a cambio cayó ante los dos últimos, el holandés Max Euwe y el sueco Gideon Stahlberg.   

En el libro mencionado, Averbach revela que la forma en que los soviéticos programaban las cosas estaba lejos de ser la ideal, a pesar de que el contingente soviético para Zúrich era de 22 personas: 9 jugadores, 9 entrenadores, un médico, un intérprete, un jefe de delegación y un vicepresidente de delegación (un agente de la KGB), no se hicieron las reservas hoteleras a tiempo, lo que era un problema pues todos debían estar en el mismo hotel, para que el jefe de delegación los tuviera controlados.   

Cuando fueron a Zúrich, los responsables de la delegación encontraron un hotel donde podían estar todos, se llamaba Goldenschwert, estaba situado en una pequeña calle de la parte vieja de la ciudad; al llegar, el dueño del hotel llevó a un rincón al jefe de la delegación y le dijo: "Veo que tiene a varios jóvenes. Por favor dígales que no pueden traer a más de dos mujeres por noche".   

Resulta que el hotel estaba situado en plena zona roja de Zúrich y era casi un prostíbulo. "Naturalmente la alta moral de nuestro líder no le permitía hospedarse en ese lugar, y tras una semana nos mudamos a un lugar más tranquilo", comentó irónicamente Averbakh.   

Kotov en "Apuntes de un ajedrecista" escrito en 1959, en plena guerra fría, naturalmente omite este detalle y de Zúrich solo relata cosas como que "en la ciudad hay muchos edificios bonitos, hermosas calles…", etc., no hay mención al burdel donde se hospedaron una semana.   

La partida que recordaremos hoy es la más famosa de Kotov, obtuvo uno de los premios de belleza del torneo; veámosla con algunos comentarios de David Bronstein y Miguel Najdorf de sus respectivos libros sobre el torneo.   

Yuri Averbakh – Alexander Kotov   

Defensa India Antigua, [A55] Torneo de Candidatos Zúrich (14), 23.09.1953  

"Esta partida, la más hermosa del torneo de Zúrich, produjo una entusiasta reacción en todo el mundo del ajedrez. "Una vez cada cien años". "Única en la literatura ajedrecística". "Un espléndido sacrificio de dama", así se expresaron algunos comentaristas de diversos países y los espectadores del torneo reaccionaron aún más apasionadamente al sacrificio de dama. Sólo puedo añadir, por mi parte, que la partida Averbakh - Kotov ha pasado a enriquecer el más selecto tesoro colectivo de nuestro arte". (Bronstein)   

1.d4 Cf6 2.c4 d6 3.Cf3 Cbd7 4.Cc3 e5 5.e4 Ae7 6.Ae2 0–0 7.0–0 c6 8.Dc2 Te8 9.Td1 Af8 10.Tb1 a5 11.d5 [Najdorf consideró que esta jugada era dudosa, en cambio Bronstein consideró que era buena. 11.a3?! no era aconsejable por la típica maniobra 11...exd4 12.Cxd4 a4.] 11...Cc5 12.Ae3 Dc7 13.h3 Ad7 14.Tbc1 g6 15.Cd2 [A 15.b3 hubiera seguido 15...Ch5] 15...Tab8 ["La posición es de equilibrio dinámico, y requiere de una gran habilidad de ambos bandos" señaló Bronstein, quien indicó dos planes para las negras, uno es jugar ...Tec8 para luego ...cxd5 y ...b5, y el otro es preparar la ruptura ...f5 en el flanco rey con ...Rh8, ...Cg8; Bronstein añade que ninguno de esos planes es peligroso para las blancas si toman las medidas correctas, y que el único peligro es que las blancas se ocupen de prevenir sólo uno de los planes negros, descuidando el otro.] 16.Cb3 [16.b3 se hubiera replicado justamente con 16...cxd5 17.cxd5 b5 con juego razonable.] 16...Cxb3 17.Dxb3 c5 [Esta jugada equivale a anunciar que las negras eligieron el flanco rey como campo de operaciones, indica Bronstein.] 18.Rh2?! [Tanto Bronstein como Najdorf comentan que las blancas debieron preparar b4, y debieron con a3, Dc2, etc.] 18...Rh8 19.Dc2 Cg8 20.Ag4 Ch6 21.Axd7 Dxd7 22.Dd2 Cg8 23.g4?! ["Muy a menudo el jugador que ve una amenaza (en este caso ...f5), quiere defenderse de ella a tiempo y en su precipitación incurre en mayores debilidades de las que trata de evitar" (Najdorf) Todavía había que volver al plan de abrir el otro flanco con 23.a3 f5 24.f3, etc.] 23...f5 24.f3 Ae7 25.Tg1 Tf8 26.Tcf1 Tf7 27.gxf5 ["Aunque muchos comentaristas dieron un signo de interrogación a esta jugada, no puede considerarse un error; de hecho es la continuación del plan comenzado mucho antes. Averbach intenta atacar a través de la columna g, y la abre. Esto es muy lógico, salvo que el peón debería estar en h2". (Bronstein)] 27...gxf5 28.Tg2? [Este es el primer error serio. Najdorf mencionó 28.exf5 evitando el avance que sigue, y logrando e4 para el caballo. Muchos años después, en "The World[s greatest Chess Games", se sugirió 28.f4! y las blancas tienen cierta ventaja por la mala situación del rey negro, por ejemplo: 28...Af6 29.exf5 Dxf5 30.Cb5 Td8 31.Dxa5! Dc2+ 32.Tg2 Dxc4 33.Dxd8! Axd8 34.Cxd6 Dxd5 35.Td1 Dxg2+ 36.Rxg2 Tg7+ 37.Rf3, con mejor final.] 28...f4! 29.Af2 Tf6 30.Ce2?  


[A 30...Th6 sigue 31.Cg1, pero...] 30...Dxh3+!! ["El lector podrá imaginarse el revuelo y los comentarios del público, cuando corrió la voz en la sala de juego: "¡Kotov sacrificó la dama por nada!". (Najdorf) Bronstein engloba a esta entrega entre la de sacrificios intuitivos, pues no es posible calcular la entrega hasta el mate, pero ambos añaden que las negras no corren grandes riesgos pues siempre tienen tablas como mínimo.] 31.Rxh3 Th6+ 32.Rg4 Cf6+ 33.Rf5 ["Como un conejo hipnotizado por una pitón el rey blanco avanza sin quererlo al lugar de su condena". (Bronstein) Las repeticiones que siguen son para poder llegar al control de la jugada 40 y sólo allí, con tiempo, calcular el remate.] 33...Cd7 [Amenazando 34...Tf8+ 35.Rg4 Tg8+ 36.Rf5 Tf6++, pero 33...Cg4! (Stahlberg), hubiera sido más rápida al impedir el recurso que sigue.] 34.Tg5 Tf8+ 35.Rg4 Cf6+ 36.Rf5 Cg8+ 37.Rg4 Cf6+ 38.Rf5 Cxd5+ 39.Rg4 Cf6+ 40.Rf5 Cg8+ 41.Rg4 Cf6+ 42.Rf5 Cg8+ 43.Rg4 Axg5 [Amenazando 44...Ae7, seguido de 45...Cf6+ 46.Rf5 Cd7+ 47.Rg4 Tg8+ y mate. "Las blancas tienen dos tiempos para organizar su defensa, pero no pueden hacer nada con ellos..." (Bronstein)] 44.Rxg5 Tf7! [Amenazando 45...Tg7+ 46.Rf5 Tf6++.] 45.Ah4 Tg6+ 46.Rh5 Tfg7 47.Ag5 ["Averbach tiene que ir entregando todo su ejército para eludir el mate". (Najdorf)] 47...Txg5+ 48.Rh4 Cf6 49.Cg3 Txg3 50.Dxd6 T3g6 51.Db8+ Cg8   

0–1

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...