“No pedimos perdón”

El directivo Adam Silver anunció que la NBA no pide perdón por el polémico tuit del director de los Rockets que generó una crisis con China. “Voy a defender la libertad de expresión de mis trabajadores”, agregó.

NBA, China, Adam Silver.
La NBA no se disculpa por el tuit del director de los Rockets que generó una crisis con China.KAZUHIRO NOGI

En una rueda de prensa celebrada en Tokio, Adam Silver se pronunció sobre la cascada de reacciones negativas que han generado en China unos comentarios realizados en Twitter por el gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey, a favor de los manifestantes prodemocracia en Hong Kong. El dirigente dijo que la NBA “no está dispuesta a comprometer sus valores”, entre ellos la libertad de expresión, aunque también se mostró comprensivo hacia los aficionados chinos que han expresado su descontento con las palabras de Morey.

“Intentamos ser sensibles con las costumbres y la cultura locales”, expresó el directivo, que dejó en claro que la NBA “no se disculpa” por unas declaraciones que “han sentado mal a millones de aficionados en China” y que esto no es incompatible con “mostrar arrepentimiento” por el efecto de dichos comentarios. También manifestó su deseo de superar el “malentendido” o la “confusión” generados y de lograr el “ respeto mutuo por nuestros diferentes sistemas políticos y creencias ”, aunque admitió que “no parece que la controversia vaya a apagarse pronto”.

Silver compareció ante los medios en Tokio antes del partido de pretemporada que disputan este martes los Rockets de Houston contra los Raptors de Toronto. Sus declaraciones contrastan con el comunicado oficial emitido el domingo por la NBA, en las que se reconocía que las opiniones de Morey “han ofendido profundamente a muchos de nuestros amigos y fanáticos en China, lo cual es lamentable”. “Si bien Daryl ha dejado en claro que su Twitter no representa a los Rockets ni a la NBA, los valores de la liga respaldan la educación de las personas y su opinión sobre asuntos importantes para ellos”, añadía la nota.

PUBLICIDAD

El origen de la polémica fue una imagen publicada el pasado viernes por Morey en su Twitter, que decía: “Lucha por la libertad. Apoya a Hong Kong”. Posteriormente, eliminó la publicación y tuiteó una disculpa, después de que el dueño de los Rockets, Tilman Fertitta, aclarara públicamente que el equipo no toma posiciones políticas.

A raíz del tuit, la federación de baloncesto de China, encabezada por el legendario exjugador de los Rockets Yao Ming, anunció que suspendería la cooperación con el equipo al considerar que Morey había hecho “comentarios inapropiados con respecto a Hong Kong”, sobre los que expresó su “fuerte oposición”.

Además, la televisión estatal china y la plataforma multimedia Tencent, un importante socio de medios con ESPN y la NBA en el gigante asiático con un acuerdo de transmisión de 1.500 millones de dólares en los próximos cinco años, anunciaron que no trasmitirán partidos de los Rockets. La oleada de críticas y represalias desde china también incluye la cancelación de varios eventos previstos durante los próximos días en el país, donde los Lakers de los Ángeles y los Nets de Brooklyn tienen previsto jugar el jueves y el sábado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD