Turbulencias en el entorno de Harrison

El nombre de Robert Harrison, titular de la Asociación Paraguaya de Fútbol, es vinculado por un diario mexicano con un supuesto esquema de negociados con pases de futbolistas. En el artículo también se menciona al empresario Pedro Aldave y al abogado Gerardo Acosta, con vínculo con ambas partes, pero los mencionados niegan absolutamente lo publicado por el periodista Ignacio Suárez y anuncian acciones judiciales.

El presidente de la  Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison.
El presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison.

Ignacio Suárez, columnista de Récord, un diario deportivo mexicano, señaló a Harrison como miembro de un “cártel” dedicado a la venta de jugadores y que utilizaría a la selección paraguaya como vitrina para la obtención de mayores valores.

Suárez señala que el entorno de Harrison es mencionado en una investigación abierta en Argentina por la jueza federal Sandra Arroyo por supuesto lavado de dinero. El columnista asegura que tuvo acceso a conversaciones vía WhatsApp que revelan la supuesta colusión para la inclusión en la Albirroja de algunos jugadores representados por los empresarios Pedro Aldave y Juan Gabriel Appleyard Pettengil. Ni los audios ni las conversaciones aparecen reproducidos en la columna del medio mexicano.

En concreto, Suárez relata que siendo aún presidente de Nacional, Harrison firmó una cesión con Appleyard para que sean los encargados de la gestión de los jugadores de la institución.

Vinculado a investigado

Según el diario Página 12, de Argentina, la causa a la que hace referencia el periodista mexicano es una investigación abierta por una denuncia anónima radicada ante la Procelac (equivalente a la Seprelad de nuestro país) por supuesto lavado de dinero contra el empresario Uriel Pérez. La investigación judicial avanza sobre presuntos ilícitos cometidos en cuatro países: Argentina, México, Uruguay y Brasil.

Según los medios de Argentina y México, Pérez aparece vinculado a varias empresas en Panamá como Inti Holding LLP, UP Sport Group LLP, MM&A Profesional Servicies International LLC y Playmaker Sports Management.

Según documentos de los Registros Públicos de Panamá a los que tuvo acceso ABC Color, Playmaker aparece vinculada a Pedro Aldave y al mismo Uriel Pérez. Además, en los documentos oficiales tiene como representante legal a Gerardo Acosta, abogado de la APF.

El diario argentino señala que “la trama es compleja pero la investigación judicial avanza. De la documentación secuestrada se desprende que se hicieron transferencias de jugadores por montos menores a los declarados y que hubo una evasión galopante”.

El esquema

“En esta carpeta a la cual he tenido acceso, existen muchas pruebas, documentos, múltiples conversaciones de WhatsApp muy extensas, así como diversos audios y escuchas telefónicas donde se confirman todo tipo de acuerdos, negociaciones y arreglos de convocatorias de jugadores a las selecciones nacionales de Paraguay con el fin de hacer negocios”, escribió el columnista Ignacio Suárez.

En su publicación, afirma que “la investigación y los audios detallan a la perfección cómo los promotores acuerdan con los dirigentes el llamado de tal o cual jugador a las selecciones nacionales de Paraguay, lo mismo a las menores que incluso a la mayor”.

La publicación mexicana señala que, como parte de ese acuerdo firmado por Harrison al frente de Nacional, se terminó cediendo 50 por ciento del pase de futbolistas como Adan Bareiro a Appleyard y Aldave, lo que sería una violación a los estatutos de la FIFA.

Sostiene, además, que los empresarios pagaron US$ 500.000 a Bareiro por la mitad de su pase y que luego terminarían recibiendo unos US$ 1.080.000 cuando el delantero fue transferido al club Rayados de Monterrey. Además, la institución mexicana volvió a pagar otros US$ 300.000 como pago por la intermediación de la transferencia.

El periodista mexicano afirma que el movimiento de los paraguayos también forma parte de la investigación en Argentina. “Parece imposible que Robert Harrison, el presidente de la Asociación Paraguaya, NO sea involucrado pues toda su gente cercana está siendo investigada por las unidades de inteligencia financiera”, asevera.

“Carecen de veracidad”

“Al periodista no lo conozco, publica cosas que carecen de veracidad, sé quien puede estar atrás de esto, me lo guardo para mí y veo cómo sigo, hace tiempo dice cosas que no son verdades de mí, en México saben quién es el periodista y como se maneja, a veces se le va la mano, este es un tema personal y le ensucian a la APF porque tiene más repercusión”, sostuvo en el diálogo anoche el empresario Pedro Aldave, otro acusado por el columnista del Diario Récord de México, Ignacio Suárez.

Sobre los supuestos vínculos con el empresario Uriel Pérez, imputado en la Argentina, Aldave expresó que “no hay ninguna causa en contra mía. Yo a Uriel Pérez lo vi tres veces en mi vida, nunca hice operación con él, es sensacionalista el mexicano. Nadie me llamó a preguntarme nada, lógicamente si vinculas a la APF, vende”.

En cuanto a la acusación de arreglar convocatorias de jugadores a la selección, dijo: “Ya veré qué hago, averiguaré con algún abogado mexicano, pero esto es normal, no tiene nada que ver la selección y la APF. El que tengo ahora es Julio Enciso, y él no me van a decir que no merece estar”.

“Algo traído de los pelos”

Se intentó tener la versión del titular de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison, que no fue posible, pero sí se tuvo la posición del doctor Luis Kanonnikoff, secretario general de la APF.

“Hemos leído la noticia, al principio era algo traído de los pelos, hemos visto todo extensamente cada uno de los puntos y estamos trabajando con los abogados para las oportunas acciones legales que tomaremos en salvaguarda de la APF y de su presidente”, manifestó Kanonnikoff al respecto del artículo.

Aclaró que “ni el presidente ni la APF se encuentra imputada en ninguna causa en Argentina, México o a nivel local, desmiento categóricamente que tengamos alguna imputación. Estudiaremos si el presidente va a hablar o no, por ahora trabajamos con los abogados”, y agregó: “Estamos estudiando los puntos de las infundadas expresiones vertidas, estamos muy tranquilos, la APF tiene todos los documentos y es todo inaudito”.

Kanonnikoff advierte: “Vamos a tomar los recaudos legales, no tenemos conocimiento sobre una investigación en Argentina, de ser así seguro nos iban a comunicar, no somos parte de ninguna causa penal”.

“Informaciones falsas”

“La APF y Robert Harrison no tienen nada que ver”, aseguró desde Cali anoche el doctor Gerardo Acosta, mencionado en el artículo del diario mexicano a lo que se refiere al supuesto negociado en el fichaje de Adam Bareiro al Monterrey.

“Leí el artículo, es una serie que hace este periodista, gran parte son informaciones falsas, la que puede ser real está trastocada, puedo hacer un relatorio sobre el caso Adam Bareiro. Estuve revisando los contratos. La APF y Robert Harrison no tienen nada que ver porque Adam llega en 2017. Ese año ya no estaba Robert en Nacional, es lo primero que hay que saber”, indicó Acosta a ABC Cardinal.

Con relación a la vinculación de la empresa de Pedro Aldave y su función en la misma, señaló. “Esa empresa fue disuelta en 2019, dejó de operar, tenía un accionista único y yo era el apoderado que tenía un poder emitido por el presidente para actuar en nombre de la empresa. No hay nada raro detrás de esa empresa. Dejó de operar y le cedió los derechos a una empresa paraguaya Playmaker SA”.

“Las negociaciones están en sendos contratos y se pagó al fisco, todo está declarado”, aseguró.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05