Uruguay y una montaña de desafíos en el Mundial de Rugby

El equipo de Los Teros, el seleccionado uruguayo de rugby, tendrá una montaña de desafíos en su cuarta Copa del Mundo, en la que enfrentará en el Grupo D a algunos de los mejores equipos del planeta y a la selección mejor rankeada, Gales.

Los Teros se despidieron ayer de su gente con un amistoso.
Los Teros se despidieron ayer de su gente con un amistoso.

La llave se integra además por Australia (6°), Fiyi (10º) y Georgia (12º), para un calendario en el que el combinado celeste deberá ponerse a prueba.

Aunque muchos de sus jugadores militan en ligas profesionales, sigue siendo una selección con un gran componente amateur. Aún así, sus resultados van in crescendo, a fuerza de planificación, evolución, y mucho trabajo. Los Teros se ubican en el puesto 19 (mejor lugar histórico 14), una posición muy meritoria para un país que tiene pocos jugadores y una cultura del rugby en desarrollo.

“Lo que nos juega en contra es que tenemos muy poca cantidad de jugadores de rugby. Entonces, el proceso de selección de jugadores es mucho más restringido que lo que puede ser en un país como Gales que tiene 3,5 millones de habitantes (Uruguay tiene 3,4 millones) pero todos juegan al rugby”, explicó a la AFP Felipe Berchesi, apertura que se desempeña en el Dax francés.

PUBLICIDAD

“La diferencia más grande (con equipos de élite) es la calidad de entrenamiento durante todo el año. Aquí se han hecho varios cambios desde el Mundial pasado (...) a un sistema más profesional (y) eso ha hecho que nos acerquemos un poco más al nivel de países que tienen una liga profesional”. Para alcanzar nivel “superprofesional nos falta subir un escalón más todavía”, dijo a AFP.

10.000 federados

Uruguay es un país que rinde culto al fútbol y es una cantera inagotable de estrellas. Pero el rugby se practica de forma más acotada: según la Unión de Rugby del Uruguay, hay 10.000 jugadores federados de los cuales 6.000 juegan los fines de semana en competencias registradas en todas las categorías.

En 2015, Los Teros incorporaron como DT al argentino Esteban Meneses, quien sostuvo que la preparación física fue muy buena pero reconoce que hacia la Copa del Mundo que se celebrará en Japón (20 de septiembre al 2 de noviembre), “hubiera estado bueno tener algún partido” más con equipos top para estudiar mejor “qué facetas trabajar”.

Consultado sobre el objetivo de Los Teros en Japón, Meneses dijo que “como equipo nos proponemos ser protagonistas con nuestro juego (...) consecuentes con cómo llegamos”. Le quedará al equipo alimentar su “historia de sacrificio y orgullo”, tal como reza el título del libro “Los Teros”, del periodista uruguayo Ignacio Chans, que recorre la vida de una selección que se hizo al influjo de la pasión de sus integrantes por el rugby.

Los Teros se despidieron ayer de su gente con un amistoso.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD