Déficit fiscal de 0,6% a mayo

Al mes de mayo los ingresos totales aumentaron 11%, los gastos totales crecieron 8,6% y la inversión se incrementó 28%, por lo que el déficit fiscal cerró en -0,6% del producto interno bruto (PIB), según el informe de Situación Financiera que dio a conocer este lunes el Ministerio de Hacienda.

Informe presentado este lunes por el Ministerio de Hacienda.
Informe presentado este lunes por el Ministerio de Hacienda.

El viceministro de Economía del Ministerio de Hacienda, Iván Haas; y el director de Política Macrofiscal de la Subsecretaría de Economía, Rolando Sapriza, fueron los encargados de la presentación del informe de Situación Financiera de la Administración Central correspondiente a mayo.

Haas hizo un resumen de la coyuntura económica actual y destacó que de acuerdo con los indicadores del Banco Central del Paraguay (BCP) a marzo, ya se puede notar el impacto de la sequía en el sector primario.

Explicó que en ese lapso la actividad económica registró una caída internaual de 4,1%, explicada por los desempeños negativos de la agricultura, energía eléctrica, ganadería y parte de la manufactura, según los datos del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imaep). Dijo que esta misma situación se puede apreciar a través del Estimador de Cifras de Negocios (ECN), que aunque registra un crecimiento del 2,3%, es menor al del año pasado.

Citó igualmente que el comercio exterior al mes de abril presenta una caída en las exportaciones totales debido a una menor exportación de productos primarios, mientras que las importaciones crecen para todos los tipos de bienes. Por su parte, la inflación interanual del mes de mayo fue del 11,4%, levemente inferior a la observada al mes anterior, en tanto los combustibles y alimentos siguen explicando a la inflación, aunque crecieron a un menor ritmo en mayo, indicó.

Ingresos y gastos

En lo que respecta a los ingresos totales, el viceministro señaló que aumentó 11% y alcanzó los G. 16,6 billones (US$ 2.421,4 millones al cambio vigente, dentro de este los tributarios (Tributación y Aduanas) crecieron 20%, el de binacionales (Yacyretá e Itaipú) 8,8%, pero los denominados otros ingresos (principalmente donaciones o aportes intergubernamentales y otros) cayó 19%.

Al respecto, dejó en claro que el aumento de los ingresos tributarios viene a compensar la caída de otros ingresos, por lo que dijo que si tomamos solamente este sector podríamos engañarnos si pensamos que estamos muy por encima de la estimación inicial. “La buena dinámica de los ingresos tributarios, compensa la caída de otros ingresos no tributarios”, reiteró el viceministro.

Con relación a los gastos totales acumulados a mayo, Sapriza explicó que aumentó 8,6% y alcanzó los G. 15,5 billones (US$ 2.258,2 millones al cambio vigente), dentro de esto el componente de salarios creció 9,1%, uso de bienes y servicios 9,4%, intereses de la deuda 13,2%, las prestaciones sociales 8,8% y otros gastos 25,3%.

Las erogaciones en prestaciones sociales, dijo Sapriza, aumentaron principalmente por el pago de las jubilaciones y pensiones, así como por los programas sociales como Tekoporá y Adultos Mayores.

Salarios públicos

En cuanto a los salarios públicos, el director de Política Macrofiscal indicó que representa el 62% de los ingresos tributarios, lo que implica que de cada G. 100 recaudados G. 62 van a salarios (G. 47 destinados a cumplir con salud, educación y seguridad).

Con respecto al impacto que tendría en el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2023 el aumento del salario mínimo, Haas expresó que aún están trabajando en los escenarios para determinar el monto.

La denominada inversión estratégica orientada a la recuperación económica, señaló que está en línea con la meta de convergencia fiscal. En ese sentido, el monto asciende a G. 2,7 billones (US$ 405,7 millones) e implica un aumento del 28% con relación al año pasado.

Resultado fiscal

El informe afirma que con una inversión equivalente al 1% del PIB, el déficit fiscal al quinto mes del año fue de más de G. 1,6 billones (US$ 241,9 millones), que representa el 0,6% del PIB. En tanto, se registró un resultado operativo (ingresos menos gastos sin incluir la inversión) positivo de G. 1,1 billones (US$ 163,8 millones), lo que representa el 0,4% del PIB.

El presupuesto vigente establece un tope de 3% de déficit fiscal (el financiamiento de la mitad de este déficit que se hará con préstamos está aún en trámite) que como lo habían señalado ya anteriormente las autoridades se va a cumplir como parte del plan de convergencia al 2024, año en que se debe volver al tope de 1,5% de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Hasta abril el déficit anualizado (doce meses) representaba el 3,8% del PIB, pero el informe a mayo no incluye este indicador que sirve para ver la tendencia del saldo rojo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.