Maia Nikiphoroff en un filme que explora las represiones

Maia Nikiphoroff hizo danza en Paraguay y viajó a Estados Unidos para estudiar actuación en 2012, en Los Angeles. Hizo varias obras teatrales y cortometrajes. En estos días está de regreso al país con la película “Pecado original”, la cual no solo protagoniza sino que es la autora del guión.

Maia Nikiphoroff y César Di Bello en una escena de la película “Pecado original” que se exhibe actualmente en varias salas.
Maia Nikiphoroff y César Di Bello en una escena de la película “Pecado original” que se exhibe actualmente en varias salas.gentileza

La película se rodó en California, bajo la dirección de Jane Lee, quien es coautora del guión. Se trata de una comedia absurda inspirada en las películas de Almodóvar y en “El cuchillo en el agua”, la primera película de Roman Polanski.

Como este clásico del cine, los protagonistas de “Pecado original” son tres: una pareja de casados y un tercero que viene a alterar la “paz” en el matrimonio. El filme protagonizado por Nikiphoroff explora acerca de las represiones, el complejo de Edipo y la necesidad de expresarse libremente en contra de las imposiciones de la sociedad y los tabúes.

Maia es Eva, una joven recién casada con Adrián (el español César Di Bello), un conservador que vive aplastado por su madre y que tiene la imperiosa necesidad de ingresar al servicio diplomático español para convertirse en embajador, como su padre. Ellos tienen un matrimonio insatisfactorio, donde Adrián casi ni ve a Eva, ensimismado en sus complejos.

PUBLICIDAD

El día que Adrián va a ver si ingresó al servicio diplomático, un joven pintor mexicano (Alejandro Torres) llega a la casa con un cuadro que dice que Eva lo compró. Se trata de una obra erótica que llama la atención de la joven, quien decide seducir al muchacho y llevarlo a la cama, justo en el momento en que Adrián vuelve.

A partir de allí se desata una serie de situaciones absurdas que muestran qué tan prisioneros de sus temores son ambos, inmaduros e incapaces de sostener una relación matrimonial donde exista diálogo y donde la sombra de la madre de Adrián no sea tan marcante.

El filme no puede ser tomado linealmente. Lo absurdo está puesto para shockear o evidenciar a seres reprimidos. El resultado es un ejercicio que necesita madurar y que puede encontrar su sentido en la discusión posterior del público tras su visión.

sferreira@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD