El arrebatador encanto femenino

El público también acudió en masa en la tercera noche del festival Asujazz 2019, el viernes último en el Teatro Municipal de Asunción. Dicho escenario recibió ese día exquisitas propuestas, pero sin dudar las paraguayas de la Band’Elaschica fueron la gran revelación.

La Band’Elaschica se consolidó con este Asujazz 2019 y fue la gran revelación de la tercera noche del festival.
La Band’Elaschica se consolidó con este Asujazz 2019 y fue la gran revelación de la tercera noche del festival.Archivo, ABC Color

El grupo OSN Folk Fusión fue el encargado de abrir esa tercera jornada. Conformado por Omar Valdez (guitarra y violín), Víctor S. Morel (batería), Juanpa Giménez (bajo) y Giovanni Primerano (piano), este ensamble se destacó por una limpia y pulcra sonoridad.

Interpretaron obras como “Mi dicha lejana”, “Achuita”, entre otras, tratadas desde un jazz sin límites, lo que les permitió dar rienda suelta a la improvisación. Este cuarteto de músicos jóvenes ya destacados en la escena fue una bocanada de aire fresco para el cruce entre el folclore y el jazz.

Seguidamente llegó el turno de la Band’Elaschica, proyecto liderado por la bajista Paula Rodríguez. Ella se encargó de reunir a otras siete mujeres instrumentistas para entregar una presentación que resultó en la revelación de la noche.

PUBLICIDAD

Así, la banda está integrada, además de por Rodríguez, por Magalí Benítez (piano), Mar Pérez (trompeta), Diana Quiñónez y Fátima Abramo (trombones), Lucero Núñez y Lara Barreto (saxos) y Julieta Morel (batería).

Las artistas demostraron también su virtuosismo, extrayendo notables solos de sus instrumentos. Hicieron temas como “Cholí”, “Polka chae”, de Javier Palma, y “Ketsaia”, de Matana Roberts.

Además de destacarse por lograr un sonido contundente, el grupo fue más allá de solo hacer música, ya que el show cobró un carácter teatral, pues la banda se plantó en contra de la violencia hacia la mujer, sobre todo, y a la violencia en general. Por ejemplo, en el último tema citado conjugaron la poesía de escritoras como Susy Delgado y Lía Colombino, que tratan la problemática del abuso o la violencia hacia la mujer. A medida que tocaban, recitaban los poemas en canon, resultando de eso una emotiva interpretación que el público celebró y acompañó con impetuosos aplausos.

PUBLICIDAD

Tuvieron como invitada a la cantante Martina Leclercq, donde reafirmaron su postura en contra de la injusticia y la impunidad, al son de “Juana Azurduy”.

El cierre lo dio un ensamble formado “sobre la marcha”, ante el penoso anuncio de la ausencia de la pianista alemana Julia Hülsmann, quien por problemas en el aeropuerto brasileño, no pudo llegar.

Así, a la tarde se conformó el grupo al que llamaron “Salvatore”, con el saxofonista Bruno Muñoz, el bajista Nico Cañete, el guitarrista Gustavo Viera y el baterista francés Stéphane Scharlé, del grupo Ozma.

Este cuarteto creado a base de “improvisación” fue el fiel reflejo del mejor espíritu jazzero. Los tres músicos locales dejaron en evidencia que están listos para cualquier circunstancia, gracias a su comprobable preparación musical. Así, con un baterista que resaltó por un toque seguro y atrapante, presentaron temas como “Memorandum”, “What happen” y “Los colores de la música”, de Gustavo Viera, entre otros, dejando que la esencia misma del jazz se apoderase del recinto.

victoria.martinez@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD