Un “crimen artístico” en las Torres Gemelas

El director norteamericano Robert Zemeckis vuelve al pasado para contarnos la historia de una obsesión, la del equilibrista francés Philippe Petit, que en el año 1974 cruzó de una torre a otra del World Trade Center a través de un cable tensado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4FT2H6DAZFG2RHMM5L5YR3T4LM.jpg

Esta es una historia que conocimos en los años setenta y que hoy está prácticamente olvidada por todos.

Philippe Petit era un acróbata callejero en el París del 68. Fue al consultorio de un dentista y en la sala de espera vio en una revista una nota sobre las futuras “Torres gemelas”. A partir de ese momento decidió que iba a cruzarlas.

El filme de Robert Zemeckis relata toda la preparación del equilibrista Petit para conseguir esta hazaña.

PUBLICIDAD

El llamado “crimen artístico del siglo” llevó seis años de planificación, durante los cuales el equilibrista investigó y aprendió todo lo que pudo acerca de las torres, teniendo en cuenta problemas tales como el balanceo de las torres a causa del viento, cómo introducirse en la obra sin ser descubierto y cómo extender el cable de acero entre los dos edificios, a una altura de 417 metros.

Joseph Gordon Levitt compone a un Petit arrogante y soñador con excelencia. Robert Zemeckis lleva el relato de una manera atrapante. A pesar de que uno sabe que la hazaña fue completada, el director de “Volver al futuro”, “Forrest Gump” y tantos éxitos cinematográficos, nos mantiene en suspenso, con una muy buena utilización del 3D, con impactantes imágenes del vacío. Un filme no apto para los que sufren de vértigo.

El filme juega también con la nostalgia, exaltando lo simbólico de las torres para Nueva York, que fueron destruidas el 11 de setiembre de 2001 por Al Qaeda.

sferreira@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD