“Energía oscura: nombre de fantasía para algo que no conocemos bien”

La energía oscura replanteó los modelos cosmológicos que se tenían en la comunidad científica y es el nombre de fantasía de algo que no conocemos bien, según el Prof. César Caretta, astrónomo de la Universidad de Guanajuato, que estuvo unos días en Paraguay. El científico ofreció becas a jóvenes paraguayos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/46CY7CEPFRHNBG74YHRQK5JZJI.jpg

El doctor César Augusto Caretta, investigador y profesor de la Universidad de Guanajuato, México, brindó varias charlas en la UNA, UAA y en el Club de Astrofísica del Paraguay. Fue invitado por el Laboratorio de Computación Científica y Aplicada de la Facultad Politécnica de la UNA. Interactuó con chicos y grandes durante su corta estadía en el país, para compartir sus conocimientos en cosmología y astrofísica extragaláctica, sus áreas de especialidad.

El científico ofreció becas completas de posgrado a jóvenes paraguayos. Para obtener más datos, estos pueden escribir a chris.schaerer@gmail.com.

Para Caretta, el astrónomo profesional hoy casi no va a los observatorios, sino que la mayoría de los grandes observatorios son automáticos y generan una gran cantidad de datos que se distribuyen en lo que se llaman “observatorios virtuales”. “De cierta forma, no me gusta eso, porque se corta el romanticismo de la astronomía. Pero a veces es necesario porque disminuye costos de viajes y viáticos y se tiene la información al instante”, afirmó.

La otra gran ventaja es que las simulaciones y cálculos permiten avanzar más rápidamente a la astronomía, algo que antes no se tenía por las limitaciones tecnológicas de distintas épocas.

Caretta indicó que un gran adelanto se dio con la observación del espectro electromagnético, que es muy amplio. Antes no era accesible, sino hasta los años 30 del siglo pasado. “En esa época se descubrió que se podían hacer antenas de radio que captaran señales del espacio para hacer observaciones”, manifestó.

Pero la revolución mayor vino en los 70 y los 80, cuando nuestra tecnología nos permitió llevar máquinas al espacio y poner telescopios fuera del planeta, para observar otras bandas del espectro, más allá del visible y de la radio. Para el astrónomo, el telescopio espacial Hubble impactó enormemente por las imágenes que reproduce, pero que hay otros que realizaron trabajos similares y contribuyeron igual que el Hubble.

Uno de los grandes hitos que señala el profesor es el mapeo de la radiación cósmica de fondo, realizado por los telescopios COBE, WMAP y PLANCK, que nos permitió ver con precisión y conocer el universo primordial, algo transcendente para la cosmología moderna.

Recordó también al telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, que nos permitió estudiar eventos explosivos de gran magnitud, como colisiones de estrellas o eventos asociados a los agujeros negros.

Líneas de investigación

En la Universidad de Guanajuato, donde trabaja, hay 13 profesores investigadores que se dedican a trazar y especializarse en tres líneas de trabajo: formación de estrellas y de discos protoplanetarias; la evolución de las galaxias y la última es cosmología observacional.

“En términos de técnica tenemos a gente que trabaja con radioastronomía y a otro grupo que lo hace con el telescopio óptico infrarrojo”, comentó.

Para Caretta, que es cosmólogo, uno de los grandes logros de su área es que se consiguió, en el siglo XX, concretar un modelo matemático y físico que pudiera determinar, después, el contenido de materia del Universo, es decir, la densidad del Cosmos.

“La idea era que si el Universo tuviera una masa muy grande, esa masa iba a generar una cantidad global de gravedad que sería suficiente para disminuir la expansión del Universo. Ya sabemos que el Universo está en expansión. Se esperaba que el Universo estuviera en expansión desaceleraba, por toda su gravedad. Así que se estaba buscando medir eso”, indicó.

Destacó que, de forma inesperada, en los 90, se descubrió que la expansión está acelerada. Eso tomó desprevenidos a los científicos, que tuvieron que reelaborar teorías cosmológicas. “Aún no sabemos cómo con menos materia tienes menos desaceleración. Pero no puedes tener materia negativa para tener aceleración. ¿Cómo explicar eso? Los cosmólogos intentan explicar este fenómeno. Algunos modelos indican que pudiera haber algo que denominamos energía oscura, aunque no podamos definirla cabalmente como energía”, resaltó.

Sostuvo que se trata más o menos como de una materia negativa que genera un ente de antigravedad. “Es algo raro. Sabemos formalizar eso, pero no sabemos interpretarlo aún. Energía oscura es un nombre de fantasía para algo que todavía no conocemos bien. No podemos saber su naturaleza”, expresó.

También dijo que falta detectar alguna partícula de materia oscura, que no interactúa con la luz, y que es diferente a la energía oscura. “Creíamos que íbamos a tener evidencia con trabajo del Gran Colisionador de Hadrones, pero hasta ahora no tenemos nada”, sentenció.

equintana@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.