ANDE considera que clientes industriales son solo el 0,1%

En 2016 la ANDE y el MIC excluyeron de la categoría “Industrial” a 22.355 clientes que no presentaron constancia de ser industria y en 2017 solo 51 lo han hecho. Por eso hoy esa categoría representa solo el 0,1% de todos los clientes del ente, de acuerdo con un análisis del Ing. Juan José Encina.

El consumo total de electricidad de un país y sobre todo por parte del sector industrial es un parámetro del desarrollo económico, señaló el Ing. Juan José Encina, expresidente de la Unión de Ingenieros de la ANDE.

“En Paraguay el 86% de los consumidores de electricidad corresponde a clientes residenciales”, explicó Encina, en conversación con este diario. El especialista considera que nuestro país tiene abundante energía eléctrica, pero que no se observa verdadera soberanía energética en el consumo.

En tal sentido, detalló que desde 1996 a 2015 el grupo de consumo industrial representaba el 1,4% de todos los clientes de ANDE, que le generaba el 17% de toda su facturación. Ese grupo también representaba 23% de todo el consumo utilizado por el Sistema Interconectado Nacional (SIN).

PUBLICIDAD

Según los datos, entre 1996 a 2015 el crecimiento anual del consumo fue de 7,5% y el del periodo de 2008 al 2015 fue de 4,75%.

El análisis muestra que en 2016 la ANDE y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) definieron que el ente solamente consideraría como industrias a las que presenten el registro correspondiente expedido por MIC, y a las que ya se encuentren en dicha categoría, se les emplazaría para presentar esa constancia.

“El resultado de la medida de la ANDE y el MIC fue la exclusión de la categoría industrial a 22.355 clientes del ente, por no haber presentado la constancia; y el año pasado han presentado la constancia solo 51 industrias”, destacó.

De acuerdo con la información, el máximo consumo de energía registrado en el año 2015 fue de 2.117 GWh, mientras que en el año 2017 fue de 989 GWh.

Así hoy la categoría industrial representa el 0,1% de todos los clientes de ANDE, el 8,7% de toda la energía eléctrica consumida en el país y el 7,4% de los importes facturados en 2017.

En su análisis, Encina mencionó que las tarifas industriales de la ANDE son las que más incrementos tuvieron en marzo de 2017, que fue en torno de 60%, y que por esa razón las industrias optaron por no presentar el registro industrial, pues la categoría “Otros” les resulta más conveniente. 

De esta manera, estos nuevos datos crean conflicto a la hora de planificar o medir el desarrollo del país, añadió, pues pareciera que se ha registrado la reducción del consumo total del sector. 

“Se debe buscar una alternativa para identificar a todas las industrias, puesto que uno de los ejes de una política energética debería ser el crecimiento de las mismas, pero si los registros no están correctos, no se las puede monitorear”, advirtió.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD