ANDE dio la espalda a los metalúrgicos en LT 500 kV

Ninguna empresa paraguaya del sector metalúrgico participará de la provisión de estructuras metálicas de la segunda línea de 500 kV entre Ayolas y Villa Hayes, confirmó el presidente del Centro de Industriales Metalúrgicos (CIME), Carlos Oses. El consorcio ganador Ciegec importará las torres desde China, libre de impuestos, a nombre de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PWUXA4ZTLJDI3FV2EG2PWR64TY.jpg

En términos generales, la ANDE dio la espalda a la industria nacional y a todo lo que se invirtió en relación a este caso en particular, afirmó el titular del gremio de industriales metalúrgicos, Carlos Oses Barrios. “Finalmente se contrató a una empresa que traerá las torres de China e incluso en la parte impositiva ni siquiera IVA pagarán esas torres, porque vienen importadas directamente por la ANDE”, indicó el empresario.

Lamentó que no haya existido predisposición por parte de las autoridades de la empresa estatal, quienes en ningún momento se mostraron abiertos a permitir la participación de la industria local en esta obra. “Nosotros no queremos que la ANDE o el país pague más caro indebidamente, simplemente queremos equilibrar la competencia y ni siquiera en esa parte se está logrando. Si nosotros le facturábamos a la ANDE, teníamos que hacerlo con IVA incluido”, explicó el directivo del CIME.

Agregó que hay muchos otros detalles en esta historia que no se pudo ni siquiera negociar. “No se pudo hablar ni reencauzar nada hacia la industria nacional y esa licitación salió como ellos (los de la ANDE) plantearon desde un comienzo”, insistió Oses.

Respecto a la posibilidad que se había planteado en su momento, que el consorcio ganador CIEGEC (CIE-Somagec Guinea Ecuatorial) subcontrate a las industrias locales para la provisión o montaje de algunas de las estructuras metálicas, el empresario metalúrgico señaló que tal vez existan pequeñas subcontrataciones para el montaje de las estructuras metálicas pero, en líneas generales, no existen empresas del sector trabajando en la obra.

PUBLICIDAD

“En volumen, ninguna de las empresas que invirtieron y se prepararon para ese tipo de obras y trabajos, están participando con el consorcio que ganó ese contrato. Nada de eso se pudo revertir, eso es lo concreto”, lamentó el presidente del CIME.

La construcción de la segunda Línea de 500 kV, entre la Estación Ayolas y la Subestación de Villa Hayes, tendrá un costo total de US$ 95 millones al tipo de cambio actual, un 40% menos del costo que tuvo la primera línea de 500 kV, construida por el grupo CIE-Elecnor, con fondos aportados por el Brasil a través del Focem. Para la financiación de esta obra la ANDE obtuvo créditos del BID, BEI y la CAF.

No se previó participación

La ineficiente gestión de la ANDE en esta obra dejó fuera a más de 10 empresas metalúrgicas que emplean a unas 1.200 personas. Según denunció el CIME en su momento, la ANDE ni se tomó la molestia de llamar a los fabricantes nacionales cuando iban a solicitar los créditos para incluir el margen de preferencia nacional dentro de las exigencias del pliego para la licitación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD