CIME “acepta el desafío” de combatir la pobreza

El Centro de Industriales Metalúrgicos (CIME) “acepta el desafío” del Gobierno de combatir la pobreza, a través de la generación de empleos en el sector privado, por medio de la participación de la industria en licitaciones públicas transparentes, afirmó ayer su titular, Ramiro Vargas Peña.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/C3O2ZAMRAJG7ROLO65HCUVXE2Q.jpg

Fue al término de una reunión mantenida con el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, en su despacho. El dirigente de los metalúrgicos destacó que el Gobierno se ha comprometido con que todas las entidades del Estado den una amplia participación en sus licitaciones a la industria nacional. “Vale aclarar que esto no significa que las licitaciones estén dirigidas exclusivamente a empresas paraguayas, sino a la industria nacional, que también puede estar conformada por empresarios extranjeros, pero que fabrican en Paraguay”, expresó Vargas Peña.

Dijo que lo que al Gobierno le interesa son los salarios que puedan pagarse en el Paraguay, además de todo lo que ello implica; es decir, la seguridad social (IPS), los impuestos y la capacitación de la mano de obra paraguaya. “Por otra parte, el CIME quiere también ofrecerle al Gobierno nacional el mismo deseo: que todo lo que ellas compran va a tener que ser de industria nacional. Esto no significa que yo estoy queriendo instalar una especie de monopolio de todos los productos y que se prohíba la importación; quiero que se importe, porque esta actividad también genera lucro al país cuando paga impuestos”, afirmó.

Sobre el punto, agregó que hoy están ingresando al país productos importados que se fabrican en Paraguay y que no dejan su mano de obra en el país y no paga impuestos. “Ningún industrial que yo conozca fabrica todo lo que consume, pero querríamos nosotros que esas cosas también sean fabricadas en nuestro país”, manifestó.

PUBLICIDAD

A su turno, César Ramírez, miembro de la directiva del Centro, dijo que una forma de combatir la pobreza en el Paraguay, y dentro de la promesa realizada por el nuevo Gobierno, es generando mano de obra a través de la industria.

Por otra parte, al retomar la palabra, Vargas Peña anunció que el gremio metalúrgico solicitará un espacio en el Departamento de Visturía de la Dirección Nacional de Aduanas para revisar las importaciones de productos metálicos de modo a ayudar a la entidad de control y al fisco a que paguen los aranceles e impuestos correspondientes, y si ese mismo producto se produce en el Paraguay, como lo hace Brasil, Argentina y demás vecinos.

A su turno, el Ing. Enrique Escobar señaló que el gremio aplaude la promoción de las inversiones extranjeras, “pero solicitamos que no se descuide a las ya existentes en el país, porque cualquiera que venga puede sufrir lo mismo que los que estamos ya instalados”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD