Aumento de los casos de malaria en Venezuela amenaza a Sudamérica

La cifra de nuevos contagios de malaria en Venezuela asciende al millón de personas, alertaron científicos venezolanos, y ya representa una amenaza para Sudamérica.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SZNRDXBFQJDPPBTEVT5FNZPH2I.jpg

ÁMSTERDAM (EFE). Científicas advirtieron de que el aumento de los casos de malaria en Venezuela amenaza y aumenta el riesgo de contagio en los países vecinos como Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Chile , Argentina y Paraguay, donde muchos venezolanos están emigrando a causa de la crisis sociopolítica en el país. Se trata del mayor incremento de malaria que existe actualmente en el mundo por la rapidez y por la cantidad de casos”, dijo la doctora Adriana Tami, de la Universidad de Carabobo (Venezuela). 

Propagada por el mosquito anófeles, la malaria es una de las enfermedades más letales, dado que causa más de 200 millones de casos y alrededor de medio millón de muertes al año, especialmente en África, Latinoamérica y Asia. 

“Hasta 2017, teníamos datos bastante oficiales que señalaban 400.000 casos anuales. En 2018, en base a las estimaciones y el progreso de la epidemia, se estimaba a mitad de año que ya hubiera unos 600.000 casos, y creemos que se ha llegado hasta a más de un millón a finales de año”, añadió profesional. 

PUBLICIDAD

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Venezuela aporta el 53%, la mayor cantidad de casos de malaria de toda la región, y eso es “algo gravísimo”, añadió Tami. 

En las últimas dos décadas, como en el año 2000 cuando se perpetuaban 30.000 casos anuales, la malaria ha estado relacionada con la minería ilegal de oro en el sudeste del país, donde el sistema de salud “tampoco funciona bien” en general. 

María Eugenia Grillet, profesora del Laboratorio de Biología de Vectores y Parásitos en la Universidad Central de Venezuela, declaró que las infecciones han ido en aumento desde 2014, pero que en base “al subregistro que existe en el país” se puede estimar que el número de nuevos casos en 2018 estaba ya en un millón de personas, aunque no son cifras oficiales. 

Advirtió de que “el programa de vigilancia, diagnóstico y control de la malaria se fue desmantelando desde 2012, producto de toda la crisis política y económica” que sufre Venezuela, lo que ha “magnificado la epidemia de manera descontrolada”, afirmó. 

Grillet agregó que el régimen de Nicolás Maduro “no acepta ni reconoce dicha crisis” y eso hace que “no se haga nada para solucionarla porque tampoco admite ayuda internacional”, y lamentó que el estado actual de sanidad sea “parte de una estrategia de sometimiento social de un régimen comunista y dictatorial”.

Emergencia humanitaria compleja y escasez de alimentos

El grupo Human Rigths Watch (HRW) pidió a la ONU que actúe ante la “emergencia humanitaria compleja” que enfrenta Venezuela, donde, según un informe difundido en Washington, se vive una escasez de alimentos combinada con la carencia de comida y la propagación de enfermedades a través de las fronteras. 

Venezuela recibió el martes pasado un primer cargamento de ayuda humanitaria de la Cruz Roja, luego de que el presidente Nicolás Maduro aprobara su ingreso en medio de una pugna con el líder opositor Juan Guaidó. 

La carga incluye 24 toneladas de insumos médicos y 14 plantas eléctricas que serán distribuidas en ocho hospitales y 30 ambulatorios, la mitad públicos. (EFE, AFP)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD