Dos exoficiales presos destronaron a Ronaldinho en torneo de piki vóley

Dos exoficiales de la Policía Nacional, uno preso por asalto y el otro por homicidio, destronaron al exfutbolista y astro brasileño Ronaldinho Gaúcho en un torneo de piki vóley en la Agrupación Especializada.

Ronaldinho Gaúcho (camisilla blanca) hizo pareja con un oficial de Policía en servicio activo (sin remera) en los dos partidos de piki vóley que perdieron contra los exoficiales Yoni David Mereles Martínez (camiseta Cerro Porteño) y Edgar Ramón Ramírez Otazú (camiseta celeste). El video de este juego se viralizó el fin de semana en las redes sociales.
Ronaldinho Gaúcho (camisilla blanca) hizo pareja con un oficial de Policía en servicio activo (sin remera) en los dos partidos de piki vóley que perdieron contra los exoficiales Yoni David Mereles Martínez (camiseta Cerro Porteño) y Edgar Ramón Ramírez Otazú (camiseta celeste). El video de este juego se viralizó el fin de semana en las redes sociales.

Los videos de Ronaldinho jugando al vóley y al piki vóley en su lugar de encierro se viralizaron el domingo último.

Las imágenes corresponden, por ejemplo, a uno de los dos partidos consecutivos que el astro brasileño perdió en piki vóley.

El brasileño hizo pareja con un oficial primero en actividad que presta servicios en la Agrupación Especializada.

Sus adversarios y, a la vez, impensados ganadores fueron los exoficiales Yoni David Mereles Martínez, de 33 años de edad, y Édgar Ramón Ramírez Otazú, de 36 años, quienes coincidentemente son camaradas de la promoción 2007 de la Academia de Policía.

PUBLICIDAD

Yoni, quien usaba una camiseta de Cerro Porteño durante el desafío contra Ronaldinho, cumple una condena de 10 años por el robo de parte del dinero que, a su vez, sustrajo el 19 de febrero de 2013 el chofer infiel de la empresa Prosegur, Carlos Daniel González Mallorquín.

El otro verdugo de Ronaldinho soporta una sentencia de 18 años por el asesinato de Fabio Ramón Cuenca Giménez, quien acusó un tiro en la cabeza en la madrugada del 15 de mayo de 2010 en una batalla campal que se desató tras un festival en el municipio de Mbuyapey, departamento de Paraguarí.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD