Cae abatido en Loreto el cabecilla de la refundada banda terrorista ACA

El cabecilla de la refundada banda terrorista ACA, Antonio Ramón Bernal Maíz (28 años), alias Tyvyta, fue abatido el jueves de noche por el CODI en un tiroteo en el distrito de Loreto, departamento de Concepción.

Antonio Ramón Bernal Maíz, con un arma larga, fue  captado en un vídeo  difundido en tiempos en que integraba el EPP.
Antonio Ramón Bernal Maíz, con un arma larga, fue captado en un vídeo difundido en tiempos en que integraba el EPP.

LORETO, departamento de Concepción (Aldo Javier Rojas, corresponsal). La refriega se desató a las 23:30 del jueves, en una propiedad privada de la compañía Hugua Guasu, a 200 metros del camino que conecta Loreto con Paso Barreto, a 40 kilómetros de la ciudad de Concepción.

Un equipo táctico del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI), orientado por informes de inteligencia conseguidos por del departamento Antisecuestro de la Policía, se posicionó en la zona desde horas antes con el objeto de interrumpir el desplazamiento de una columna de la Agrupación Campesina Armada (ACA).

Efectivamente, al menos tres terroristas aparecieron en medio de la noche e increíblemente detectaron a los uniformados gracias a los ladridos de un perro que siempre los acompañaba en sus marchas clandestinas.

Cuando se dieron cuenta del operativo del CODI, los terroristas lanzaron una granada de mano hacia los militares, quienes afortunadamente salieron ilesos de la explosión.

Después, los tres criminales prosiguieron el ataque con ráfagas de fusil, aunque los efectivos del bloque gubernamental respondieron al fuego y eliminaron a uno de ellos, quien resultó ser el conocido terrorista Antonio Bernal Maíz.

El médico forense Christian Ferreira reveló que Bernal falleció a consecuencia de dos balazos.

Sus dos cómplices, que serían su hermano menor Feliciano Bernal Maíz (22) y otro pariente de ambos, en cambio, lograron cubrir su escape a balazos.

El comandante del CODI, coronel Félix Díaz; el jefe de Antisecuestro, comisario Nimio Cardozo, y el fiscal Antisecuestro de la zona, Carlomagno II Alvarenga, ofrecieron ayer una conferencia de prensa en el Regimiento de Infantería Nº 10 “Sauce” de la ciudad de Concepción, en la que explicaron que en la escena del tiroteo se levantaron explosivos caseros, cargadores de armas largas, municiones calibre 7.62 y 9 mm, así como cuadernos, agendas, mapas, machete, entre otras cosas.

Importante golpe

La muerte de Antonio Bernal, alias Tyvyta, es el golpe más significativo propinado en los últimos años por el CODI, que es la instancia militar que maneja la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Antonio fue capturado en el año 2010, inmediatamente después de la liberación de Fidel Zavala, pero en carácter de cómplice del secuestro de Luis Lindstron, ocurrido en 2008.

El criminal integró el grupo de 14 miembros del ala logística del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que fueron liberados en 2011 por el entonces juez Gustavo Bonzi, quien alegó que la acusación de la Fiscalía era muy débil.

Aunque ese fallo fue revocado, Tyvyta ya nunca más se presentó ante la justicia. De hecho, directamente se incorporó al brazo armado del EPP, en el que se reunió con su hermano menor Bernardo Bernal Maíz, alias Coco.

Juntos, los hermanos Tyvyta y Coco mataron en el año 2012 a su tía Eusebia Maíz, al hacerle tragar una bomba que le voló la cabeza.

Delinquió con su hermano Coco hasta el 2014, cuando este último fue abatido en la noche del secuestro de Arlan Fick Bremm.

Al año siguiente, integró la célula del EPP que secuestró por 10 horas y después ejecutó al matrimonio alemán conformado por Robert Natto y Érika Reiser.

En 2016, Antonio y su otro hermano terrorista, Feliciano Bernal Maíz, fueron echados del EPP y se unieron al grupo del también expulsado Alejandro Ramos Morel, denominado Ejército del Mariscal López (EML).

Ya como miembros del EML, secuestraron al ganadero Félix Urbieta, quien sigue desaparecido hasta hoy.

Sin embargo, los hermanos Bernal Maíz fueron otra vez sacados del EML porque uno de ellos embarazó a la hija del cabecilla Alejandro Ramos, según los datos de inteligencia.

Entonces, en 2017 Antonio y Feliciano refundaron la banda ACA, que ya había sido exterminada en 2014 por la FTC.

El jefe de este grupo ahora es Feliciano.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05