Problemática de drogas exige abordaje integral

Escasas plazas para desintoxicación e inexistencia de comunidad terapéutica son las principales falencias de la respuesta estatal a la problemática de drogas. Camilo Torres, juez penal de la adolescencia, afirma que la pandemia agravó el abandono de los jóvenes adictos y sin un abordaje interinstitucional, no habrá solución posible.

La pandemia vino a agravar la situación de los jóvenes en situación de adicción.
La pandemia vino a agravar la situación de los jóvenes en situación de adicción.Archivo, ABC Color

El combate a las drogas en nuestro país se centra en la prevención y represión, pero no atiende la creciente demanda de los adictos que, abandonados a su suerte, terminan por ingresar al sistema penal.

“Realmente nos vemos sobrepasados porque hay una gran demanda de los adolescentes de consumir esas sustancias y no estamos viendo respuestas de parte del Poder Ejecutivo que es el encargado de crear las políticas públicas no solo para esa famosa desintoxicación, que es aislarle al chico 20 días en un centro donde se le tiene ahí encerrado, sin consumo. Posteriormente, él vuelve a su entorno y ahí es donde no hay un seguimiento efectivo para cortar esa cadena, ese círculo vicioso que es la sustancia. El chico vuelve a su barrio y por poco no le reciben con chespi en la mano; esa es una realidad que tenemos que asumir”, dijo el juez penal de la adolescencia, Camilo Torres.

La internación para desintoxicación en el Centro Nacional de Prevención y Tratamiento de Adicciones (Cenptra) dura un mes. Posteriormente, lo ideal es que el paciente sea derivado a una comunidad terapéutica donde pueda trabajar la deshabituación durante un periodo que puede ir de 6 meses a 2 años, pero el Estado no cuenta con esta opción.

“Esta (la desintoxicación) es la primera etapa y estamos en falta en cuanto a la segunda etapa del tratamiento que sería la deshabituación, la famosa granja que acá no existe. No hay albergues para adolescentes, menos adolescentes en conflicto con la ley penal y mucho menos para adolescentes en conflicto con la ley penal y en consumo o problemática de drogas. Entonces, este chico está abandonado, está a la de Dios es grande. No se puede pretender que esas personas cambien si hablamos de un sistema de justicia penal con enfoque restaurativo -que es que esa persona pueda reconocer el hecho y ser recuperado y reinsertado en la comunidad- si es que el propio Estado, que es el órgano rector, no te ofrece las garantías para estos jóvenes”, explicó el juez.

Torres abogó por un abordaje interinstitucional e interdisciplinario del tema.

“Si en esta pandemia no nos dimos cuenta de que estamos hipotecando el futuro con estos chicos sin darles la contención y la posibilidad de recuperarse, estamos mal; nos muestra como una sociedad fría e indolente”, concluyó.

Policonsumo es una constante

La Dra. Carmen Sánchez, pediatra del Cenptra, dijo que el paciente más joven tenía 7 años cuando se internó para desintoxicación, con un año de consumo. Reveló que el crack y la marihuana siguen siendo las más consumidas. Sánchez explicó que el 82% de los niños internados en el 2019 tenían policonsumo. De este 18% que consume una sola droga, el 75% consume crack, el 15% marihuana y el 10% cola de zapatero (indígenas).

rferre@abc.com.py - aespinoza@abc.com.py - abernal@abc.com.py