Abandonan un furgón cargado con “macoña” cerca de retén policial

Un cargamento de 863 kilos de marihuana prensada transportada en compartimientos ocultos de un camión con furgón fue abandonado ayer en el Km 228 de la Ruta I, en la zona de San Ignacio, Misiones, metros antes de alcanzar un retén policial.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YLG5LROBD5DRHOYBKALCEUJCUE.jpg

La droga era transportada a bordo de un camión Kia Trade, con matrícula AXX 709, que está registrado a nombre de José del Señor Aponte Vega (49), domiciliado en el barrio Ciudad Nueva de Ciudad del Este, Alto Paraná, confirmaron agentes del departamento Antinarcóticos de la Policía.

Un grupo de oficiales de la mencionada unidad policial, con apoyo de perros amaestrados para la detección de drogas, se instalaron desde tempranas horas de ayer sobre la Ruta I, cerca de San Ignacio, Misiones, para verificar los vehículos que se dirigían a la Argentina.

Poco antes de las 7:00 los uniformados se percataron de que un desconocido, al observar el puesto de control, paró la marcha en medio de la ruta, estacionó su camión Kia con furgón a un costado de la vía y luego se alejó del lugar.

PUBLICIDAD

El hecho llamó la atención de los agentes, quienes verificaron el vehículo, que quedó con las puertas abiertas y la llave puesta.

A primera vista el furgón y la cabina estaban vacíos, por lo que llevaron a uno de los perros amaestrados para una mejor verificación. De inmediato el animal reaccionó positivamente y los policías comenzaron a revisar el rodado.

La mayor cantidad de la droga estaba concentrada en compartimientos ubicados en el techo y en los costados del furgón. Mientras que una pequeña parte fue oculta en el doble fondo del piso.

“El cargamento estaba distribuido en 839 ‘panes’ y su valor aproximado es de US$ 215.000, ya que era para la Argentina, donde la marihuana está valuada en US$ 250 el kilo”, dijo ayer el jefe de Antinarcóticos, comisario principal Bartolomé Báez López.

De acuerdo a los agentes antidrogas, la furgoneta fue preparada exclusivamente para transportar la “macoña”.

“Toda la estructura estaba sellada, por lo que pasó tres puestos de controles fijos ubicados sobre la Ruta I. Solo con la ayuda de los canes se podía haber detectado la carga, ya que a simple vista el camión transitaba con el furgón vacío”, señalaron los policías.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD