Casi dos meses en prisión por hurto de 6 botellas de agua y una caja de jugo

Mientras muchos procesados por millonarios desvíos afrontan sus procesos en libertad, dos jóvenes llevan casi dos meses presos en Emboscada por hurto de 6 botellas de agua y una caja de jugo de un litro. Ayer, la falta de móvil que los traslade del penal al Palacio de Justicia para una audiencia de revisión de medidas frustró la posibilidad de que recuperaran su libertad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/N3SV4E337RCDNEJQQ4VLUWRVUI.jpg

Seis botellas de agua Bes de 500 ml y una caja de jugo Baggio de un litro. Por este “botín” sustraído de un autoservice del barrio Campo Grande, Santiago Rafael Benítez, de 20 años, Alexander David Abad (18) y Omar Enrique Miño Figueredo (20) fueron detenidos en la madrugada del 10 de enero pasado.

Fuentes judiciales indicaron que habrían incurrido en el delito bajo el efecto de drogas.

Imputados por la fiscala María Teresa Ruiz Díaz por hurto, los detenidos fueron llevados al Palacio de Justicia al día siguiente, para una audiencia de imposición de medidas.

En la ocasión, el juez de feria Gustavo Amarilla decretó la prisión de los tres, por falta de arraigo.

La resolución fue apelada por el defensor público Raúl Florentín, pero el 24 de enero pasado, el Tribunal de Apelación de feria integrado por Bibiana Benítez, Carlos Escobar y Fulvia Núñez ratificó la medida restrictiva de libertad.

Ante tal situación, Florentín planteó una revisión, pero el 4 de febrero pasado la prisión fue nuevamente ratificada, esta vez por la jueza Lici Sánchez.

Posteriormente, un abogado particular se hizo cargo de la defensa de Miño, situación que le permitió recuperar su libertad bajo fianza de diez millones de guaraníes.

Mientras tanto, Florentín reiteró su pedido de revisión de medidas con relación a Abad y Figueredo. La audiencia correspondiente estaba prevista para ayer, pero no se realizó debido a que los imputados no fueron llevados al Palacio de Justicia. Según fuentes, el motivo habría sido la falta de móvil que los traslade de Emboscada hasta Asunción.

“Es un hurto de características totalmente bagatelarias, a pesar de eso el Ministerio Público presenta imputación en contra de estos procesados atribuyéndoles el hecho de hurto, que está calificado como delito y a pesar de eso, requiere la aplicación de la prisión preventiva”, indicó el defensor público Ronald González, quien interinó a Florentín en la audiencia de ayer, debido a que su compañero se encuentra de turno.

González destacó que sus defendidos no cuentan con antecedentes. La audiencia se pospuso para el lunes.

“Este lunes estaríamos de vuelta planteando una medida menos gravosa para ellos, teniendo en consideración los fundamentos que la lógica misma te demuestra porque no pueden estar privadas de libertad dos personas por un hecho tan bagatelario. (...) Ni siquiera podés considerar una prisión privativa de libertad por hecho de esta naturaleza y más considerando que no tienen antecedentes”, acotó.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05