Denuncian supuesto procedimiento irregular de uniformados de Capiatá

Familiares de un joven de 24 años denunciaron que efectivos policiales de la Comisaría 8ª Central de Capiatá ingresaron a su vivienda sin orden judicial, lo hirieron con un disparo y luego aprehendieron al mismo, el martes pasado.

El pasado 23 de abril, entre las 09:00 y las 10:0, agentes policiales de la comisaría capiateña se constituyeron en una vivienda del asentamiento Cable Guy, ubicado en el kilómetro 18 de la Ruta 2 “Mariscal Estigarribia”, donde aprehendieron a Víctor Manuel Ferreira Vera (24), quien cuenta con antecedentes por hurto, hurto agravado, robo, tenencia de estupefacientes y reducción.

Según denunció la madre del joven, Gloria Fermina Vera, ante la Comisaría 8ª, ese día el oficial inspector Marvin Villar, el suboficial inspector César Cabrera y el suboficial primero Julio Aquino llegaron hasta la casa de Víctor.

Los policías atropellaron la casa, sin orden judicial, y sin mediar palabras, el oficial Villar efectuó disparos, uno de los cuales impactó en la zona baja de la espalda del joven, que ya sin poder moverse fue aprehendido.

PUBLICIDAD

Según la hermana del joven, Daysi Ferreira, Víctor se asustó y por eso corrió e intentó saltar un tejido cuando resultó herido y ahora está internado y en estado grave en el Hospital de Trauma.

Los familiares también señalaron que Víctor cumplió una pena de 4 años, luego de que se hallaran en su poder 19 gramos de marihuana. Desde entonces, los policías, principalmente Villar, allanan constantemente su casa sin orden judicial.

Ante estos hechos, también radicaron la denuncia ante el fiscal Benjamín Maricevich.

Seguimiento a robo

Por otra parte, en el acta de ese procedimiento, figura que los agentes citados estuvieron acompañados por el suboficial inspector Rolando Román, el suboficial segundo Arnaldo Oviedo y el subjefe de comisaría, comisario Ceny Recalde.

Consultado sobre dicho operativo, el comisario Recalde manifestó que lo llevaron a cabo en prosecución de un caso de robo, en el que Víctor sería sospechoso.

Sobre el disparo efectuado por el oficial Villar, Recalde expuso que cuando llegaron a la casa del joven, este tenía en una de las manos un arma blanca de fabricación casera y que cuando intentaron verificarlo, este intentó herir a los intervinientes, por lo que el uniformado sacó su arma, disparó y la bala le causó una herida de refilón en la nalga izquierda.

En el acta policial no figura que se dio cumplimiento a una orden judicial.

Manual de uso de la fuerza policial

El Manual de uso de la fuerza de la Policía Nacional establece que “el personal policial puede verse obligado a usar la fuerza letal (uso de maniobras o armas de fuego) para protegerse a sí mismo o a otras personas cuando creen de manera razonable, basados en los hechos y circunstancias dados, que se trata de una amenaza de muerte inminente o de una lesión física severa”.

En el mismo material, en el apartado de “Actos prohibidos como uso de la fuerza”, señala como inadecuados: “realizar tiros de advertencia” y “disparar a un presunto responsable cuando otros niveles de fuerza están disponibles y resultarían efectivos”.

Ningún agente puede incumplir este reglamento.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD