Hoy se cumplen dos años del aniquilamiento de ocho militares

Hoy se cumplen dos años del asesinato de ocho militares de la FTC, en una emboscada del EPP, en Arroyito. Los criminales del Norte llevan cometidos 127 ataques, en los que mataron a 35 civiles, 18 policías y 11 militares.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IZTRXPTXRNHY7G3WXDDLRIH6X4.jpg

ARROYITO, Dpto. de Concepción (Aldo Rojas Cardozo, corresponsal). Superiores, camaradas y familiares de los fallecidos participarán hoy, en el mismo lugar del ataque, de una invocación religiosa y de la ceremonia de recordación.

Los ocho efectivos castrenses masacrados el sábado 27 de agosto de 2016 fueron el subteniente Félix Fernando Fernández Duarte (28 años), el suboficial principal Lucio Dejesús Torrasca Galván (43), el sargento primero Eder Ramón Arias Cáceres (32), el sargento primero Robert Fabián Cañete Pereira (30), el sargento primero Hugo Alberto Candia Benítez (27), el vicesargento primero Genaro De Jesús Arias Palacios (27), el vicesargento primero Pablo Farías (24) y el sargento 2° Sergio Daniel López (23). Todos eran del arma del Ejército.

Según los datos, durante el acto de hoy se va a inaugurar un monumento y se va a descubrir una placa en homenaje a las víctimas. Además, se prevé un discurso del comandante del Comando de Operaciones de Defensa Interna (Codi), general de brigada Héctor Grau.

PUBLICIDAD

El sitio donde fueron atacados los uniformados se encuentra a 3800 metros de su destacamento dependiente de la Subárea de Pacificación N° 2 “Tormenta”, que funciona en el predio de la estancia “Ypotí”, frente al asentamiento campesino Núcleo 6, en el distrito de Arroyito, departamento de Concepción.

La emboscada

La dantesca emboscada ocurrió a las 08:30, minutos después de que los ocho uniformados salieran de su destacamento en un camión militar, con destino a la ciudad de Concepción, para reparar la rueda de una de sus patrulleras.

Como una especie santo y seña, los pobladores del asentamiento vecino explotaron petardos conocidos como 12x1 cuando el camión militar salió de su unidad, seguramente para avisar a los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que ya habían preparado el ataque.

Los criminales sorprendieron a los integrantes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en un camino rural, cerca de una curva, donde el camión pisó una bomba que había sido enterrada en la arena. Al producirse la detonación, los militares quedaron totalmente desorientados y los seis que estaban en la carrocería fueron aniquilados por los terroristas que salieron del monte.

Los dos militares que estaban en la cabina salieron del habitáculo, pero fueron alcanzados a 50 metros y ejecutados.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD