Imputan a ladrones de ataúd

La fiscala en lo penal María Estefanía González imputó y pidió la prisión preventiva del guardia del cementerio de la Recoleta y dos albañiles que fueron sorprendidos y denunciados por el robo y comercialización de ataúdes en el mencionado campo santo. El caso quedó a cargo del juez penal de garantías Rubén Ayala Brun.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

La imputación y solicitud de prisión fue formulada contra Fernando Corvalán Núñez (47), empleado de la Municipalidad de Asunción que se desempeñaba como guardia del cementerio.

La acción de la representante del Ministerio Público también fue dirigida contra Felipe Álvarez Ramírez (49) y Felipe Romero (63), albañiles y cómplices del guardia del cementerio.

Los tres sujetos son responsables de “la supuesta comisión de hechos punibles contra los bienes de las personas y contra la paz de los difuntos previstos y penados en los artículos 162 y 231 del Código Penal”, expresa la imputación.

Revela que el guardia del cementerio y los albañiles fueron sorprendidos comercializando un ataúd durante una diligencia preparada ante denuncias de que los ahora imputados supuestamente se dedicaban a esa actividad ilícita.

“En prosecución de las investigaciones, esta Unidad Fiscal solicitó al Juzgado Penal de Garantías de turno la autorización para la grabación del audio y video de las reuniones” de quienes sustraían los ataúdes y los compradores, indica el papel de la fiscala.

Señala que el sábado 20 de setiembre se concretó la negociación entre el denunciante Cristian Ayala y el guardia del cementerio, en donde se fijó la entrega de un ataúd en la noche del 23 de setiembre por la suma de 1.500.000 guaraníes.

Mediante un operativo encubierto organizado y realizado por efectivos policiales, que fue grabado y filmado totalmente, se logró detener a quienes ahora están privados de su libertad, añade el escrito de imputación.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...