ONU denuncia inacción de Gobierno paraguayo en caso de niña abusada

Un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU denunció ayer al Gobierno de Paraguay por no cumplir con su responsabilidad de actuar con la debida diligencia, en el caso de una niña de 10 años que quedó embarazada tras ser presuntamente violada por su padrastro, a la que no se permitió abortar, según un cable de la agencia EFE procedente de Ginebra.

La ley sobre aborto en Paraguay es restrictiva y solo autoriza la interrupción del embarazo cuando la vida de la mujer o de la niña corre un grave peligro. No prevé excepciones en casos de violación, incesto o feto inviable. “La decisión de las autoridades paraguayas ha resultado en graves violaciones de los derechos a la vida, a la salud y a la integridad física y mental de la niña, así como su derecho a la educación, que ponen en peligro sus oportunidades socio-económicas ”, advirtieron los expertos en un comunicado.

“A pesar de las solicitudes de la madre de la niña y de los expertos médicos para interrumpir este embarazo que pone en peligro su vida, el Estado no tomó medidas para proteger la salud, la integridad física y mental e incluso la vida de la niña de 10 años”, agregaron.

Además, los expertos de la ONU expresaron su preocupación, ya que la Fiscalía de Paraguay ordenó la prisión preventiva para la madre de la pequeña violada, de 32 años, imputándola por “incumplimiento del deber del cuidado” y como cómplice de “abuso sexual en niños”.

Firmaron el comunicado Emna Aouij, presidenta del Grupo de trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica, y Rashida Manjoo, relatora especial sobre la violencia contra la mujer. También lo suscribieron Dainius Pras, relator especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; y Juan E. Méndez, relator especial sobre la cuestión de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos.

Imputación

El agente fiscal de Salto de Guaira Julio César Yegros imputó a Hernán González Vázquez (31) por la presunta comisión de abuso sexual en niños. El procesado se desempeña como docente de una escuela de colonia Cerro Azul, del distrito de Nueva Esperanza, departamento de Canindeyú.

Según los antecedentes, el pasado viernes la madre de la víctima, un niño de 7 años de edad, se retrasó para retirar a su hijo de la escuela, y este quedó al cuidado del profesor, ínterin que fue presuntamente aprovechado por el docente para manosearlo en sus partes íntimas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.